Un contrato de Futuros es un acuerdo estandarizado por el que dos partes se comprometen a intercambiar un activo (físico o financiero), a un precio determinado en una fecha futura.

El modelo de contrato más extendido en las operaciones financieras de cobertura es el elaborado por la Asociación Internacional de Swaps y Derivados de EEUU conocido como ISDA.

Este documento se preocupa de definir con exactitud tanto los términos más generales como los supuestos específicos que pueden afectar a las operaciones, así como los mecanismos para evitar el riesgo de incumplimiento entre las partes a través de cámaras de compensación centrales, que son aquellas que solicitan y gestionan las garantías sobre el activo en cuestión, así como las posiciones entre el comprador y el vendedor. A diferencia de un contrato de derivados OTC (Over the Counter) dónde el contrato es bilateral y no existe cámara de compensación. En un contrato OTC, el inversor no deposita garantías o en caso de depositarlas, suelen ser muy inferiores a las del mercado de futuros, siendo lo más común un acuerdo de netting y de colateral con la contrapartida.

Características de los contratos de futuros

Todo contrato de Futuros tiene las siguientes características normalizadas:

El valor nominal del contrato se calcula a través de la siguiente fórmula:

VN = Cotización * Valor por punto

  • Valor por punto o tick:

Es el multiplicador del contrato de Futuros.

  • Tamaño del Tick:

Es la variación mínima en la cotización de un contrato de Futuros.

  • Garantías exigidas por contrato:

Son las garantías exigidas para cubrir el riesgo de mercado y poder operar sobre el Futuro.

  • Vencimiento:

Puede ser mensual o trimestral. A este vencimiento se le conoce como Roll Over.

Tipos de contratos de Futuros

Los contratos de Futuros permiten la introducción de posiciones largas y posiciones cortas. Existen los siguientes tipos de Futuros en función del activo subyacente al que replican:

  1. Divisas.
  2. Materias Primas.
  3. Acciones.
  4. Metales.
  5. Indices.

Fórmula de cálculo de un Futuro

La fórmula de cálculo de un Futuro es la siguiente:

Valor teórico Futuro = Valor Contado (VC) * (1 + (r*t/360)) – D * (1 + (r * t’/360))

Siendo;

r = Tipo de interés

t = Número de días hasta el vencimiento

D = Dividendos

t’= Número de días entre la fecha del pago del dividendo y el vencimiento del contrato

Ejemplo

Supongamos que tenemos que calcular el precio teórico de un contrato de futuros con vencimiento a 4 meses de una acción X que cotiza en el mercado a 20 euros, siendo el tipo de interés de mercado del 1% anual.

VT= 20 * (1 + (0,01* 120/360) – 0 (No hay pago de dividendos) = 20,06 euros