El costo de eficiencia o coste de eficiencia es la pérdida económica causada por una asignación ineficiente de los recursos.

El costo de eficiencia también se suele llamar pérdida irrecuperable de eficiencia y puede ocurrir cuando el mercado de un bien o servicio no se encuentra en su equilibrio de mercado. El costo de eficiencia se caracteriza por que la pérdida generada a una parte de la transacción no es compensada por las mayores ganancias que pueda obtener la otra.

Ejemplos de costos de eficiencia

  • Monopolio: Cuando existe un monopolio se producen menos unidades y se cobra un precio más alto que en el equilibrio de competencia. Sin embargo, la pérdida de eficiencia no se refleja en el mayor precio que enfrentan los consumidores sino que viene del hecho de que se dejan de producir unidades que los consumidores valoran y estarían dispuestos a pagar por ellas el precio de mercado.
  • Impuestos: Cuando se aplica un impuesto sobre un bien o servicio generalmente aumenta el precio que enfrentan los consumidores y cae el que perciben los oferentes. Como consecuencia se reduce la producción y venta del bien. La pérdida de eficiencia generada por el impuesto viene del hecho de que existen transacciones que son valoradas y se dejan de hacer mientras que el gobierno no puede recaudar por las ventas que no se hicieron.
  • Precios tope y controles de alquiler: desalienta la oferta cuando los consumidores estaban dispuestos a pagar por los bienes o servicios. Los controles de precios perjudican tanto a vendedores como compradores.
  • Salario mínimo: desalienta la contratación de trabajadores, sobre todo los menos cualificados.

En muchos casos la pérdida de eficiencia puede medirse gráficamente. Así por ejemplo, en el caso del monopolio, la pérdida de eficiencia se mide como el área que resulta de la diferencia entre la situación de competencia perfecta y el equilibrio de monopolio.

Cuando el mercado pasa de un equilibrio competitivo a uno monopólico, parte del excedente del consumidor es traspasado al monopolista pero existe una pérdida de eficiencia que corresponde al valor de las unidades que dejaron de venderse.