El Credit Crunch es una contracción crediticia fruto de una crisis financiera dónde se impone una restricción severa al crédito por parte de los bancos o por el endurecimiento de las condiciones de acceso a los préstamos por parte de éstos.

Bajo esta circunstancia, los Bancos Centrales persiguen la bajada de los tipos de interés con la finalidad de hacer frente a esta situación con el objetivo de controlar la política económica y política monetaria.

Ejemplo de Credit Crunch

El ejemplo más claro de restricción de crédito lo encontramos en la crisis de 2008. Tras la crisis financiera en EEUU y su riesgo de contagio a aquellos países que habían comprado paquetes de títulos respaldados por las hipotecas subprime en un contexto dónde comienzan a subir los tipos de interés y se empieza a generar paro, se comienza a producir una restricción al crédito de forma fulminante. El consumo y la inversión se contraen, el endeudamiento se dispara y las tasas de paro de muchos países se elevan considerablemente, ante esta situación, los Banco Centrales comienzan a subir los tipos de interés y disminuyen la oferta monetaria en circulación. A su vez, los bancos dejan de prestar o endurecen las condiciones de acceso a crédito teniendo un impacto directo en los empresarios y en la población en su conjunto. Si a ello añadimos las importantes tasas de paro que se generan más una crisis de liquidez muy importante, podemos decir que la crisis de 2008-2012 ha sido una de las más fuertes de la historia.

La perspectiva macroeconomica era desastrosa, con políticas económicas de actuación muy diferentes entre EEUU y Europa, en EEUU se decidió introducir programas cuantitativos de inyección de liquidez para generar confianza con la finalidad de que los bancos volvieran a prestar dinero y de esta forma, pudieran bajar los tipos de interés oficiales, por el contrario, en Europa hubo un clima de confusión y reacción tardía, liderada por políticas monetarias contractivas de contracción del gasto para sostener la inflación sin preocuparse por el empleo y por una mejora en el acceso al crédito que generará confianza. Además, la bajada de tipos de interés se realizó muy tarde y esto impacto directamente en su economía y en todas las variables macroeconómicas.

Si bien es cierto que se ha criticado a EEUU por su excesivo endeudamiento tras los programas de QE (Quantitative Easing) no es menos cierto que tiene gran potencial de financiación ya que todos los países consumen dólares de forma directa o indirecta.