El crédito documentario es una operación bancaria en el que el vendedor (habitualmente, un exportador) se asegura el cobro de la mercancía gracias a una garantía bancaria y el comprador (habitualmente, un importador) se asegura la recepción de esa mercancía pagada.

Por tanto, nos encontramos ante una operación de doble garantía: el comprador garantiza recibir la mercancía y el vendedor se garantiza cobrarla. Es un tipo de crédito que se utiliza principalmente en el comercio internacional, donde la seguridad de pagos y cobros es menor.

Procedimiento y partes que intervienen en un crédito documentario

El procedimiento más habitual del crédito documentario es el siguiente:

  1. El crédito documentario se inicia cuando el importador da la orden de pago a su banco (banco del importador). El importador tiene que comunicar al exportador que va a garantizar la operación con este crédito, para que el exportador lo comunique a su banco (banco del exportador).
  2. El banco del importador efectuará el pago en el momento en que el banco del exportador acredite que la mercancía ha sido enviada de forma correcta. El banco del exportador tendrá que justificarlo presentando toda la documentación de la operación.
  3. El banco del importador realizará el pago al banco del exportador independientemente de que el importador tenga saldo o no en la cuenta. Es decir, el banco del importador es el que garantiza la operación.

Por tanto, nos encontramos con cuatro partes que intervienen en la operación:

  • Comprador o importador. Es quien adquiere la mercancía y el obligado a realizar el pago.
  • Vendedor o exportador. Es el encargado de enviar la mercancía según lo pactado y quien va a recibir el pago de la misma
  • Banco del importador. Es el que garantiza el crédito y el pago al exportador. En cualquier caso, si el importador no tuviera fondos y tuviese que pagarlo por su cuenta, luego le reclamará a su cliente el pago realizado.
  • Banco del exportador. Se encarga de mandarle al banco del importador la documentación justificando que la mercancía ha sido enviada de forma correcta.

Es muy importante que la documentación que envía el banco del exportador sea exactamente la pactada en el contrato de crédito documentario. Es decir, tiene que ser muy precisa. En caso contrario, el banco del importador puede negarse al pago hasta que disponga de la documentación pactada en el contrato de crédito

Ventajas e inconvenientes de los créditos documentarios

La principal ventaja de los créditos documentarios es la que hemos comentado anteriormente: asegurarle al vendedor el cobro de la mercancía y al comprador la recepción de la misma. Sin embargo existen numerosas ventajas adicionales:

  • Permite un aplazamiento de pago al comprador asegurándole el cobro al vendedor.
  • El vendedor puede, incluso, anticipar el cobro de la mercancía con respecto al plazo negociado con el comprador.
  • Incrementa la posibilidad de negocio para el vendedor, ya que se elimina el riesgo país que existe en el comercio internacional.
  • Máxima protección jurídica.

El principal inconveniente es el coste financiero que lleva esta operación. Es decir, las comisiones que cobran tanto el banco del importador y del exportador. Hay que valorar si es mayor el riesgo que se evita con este crédito documentario o el importe de estas comisiones. Si existe un riesgo alto, el crédito documentario será rentable; si existe un riesgo bajo, no lo será.