Crisis Caipirinha fue la crisis surgida en Brasil a finales de 1999 como consecuencia de la fuga de capitales en masa y la posterior devaluación del real brasileño.

Para entender la crisis en Brasil de los años 80 y 90, hay que poner de manifiesto los cambios surgidos en estas dos décadas.

  • Por una parte, la introducción y cambios de diversas monedas, muy seguidas entre sí, que creó desconfianza entre los agentes internacionales, ya que se sustituyó el cruzeiro por el cruzado y finalmente por el real que llega hasta nuestros días. La motivación de la introducción de las nuevas monedas venía dada por la fuerte inflación y devaluación de la divisa a lo largo de los años.
  • Sin embargo, la crisis caipirinha, llamada así por ser la bebida nacional de Brasil, se originó al rebufo de otras surgidas antes y de igual transcendencia para el país sudamericano. Por una parte, la fuga de capitales en México, que había llevado a la crisis Tequila, y por otro el descenso de los precios de los países emergentes que había ocasionado fuertes déficits públicos en aquellos países cuya economía era mantenida a base de ventas en el exterior de materias primas, como Rusia.

brasilAntecedentes históricos

En el caso de Brasil, llegaron multitud de inversores procedentes de Rusia y países del entorno a un país que comenzaba a crecer, a abrirse al mundo después de una dictadura y de numerosos cambios y reformas económicas internas, lo que hizo subir considerablemente la inflación.

Además, diversos ataques especulativos llevaron al gobierno a necesitar la ayuda del FMI con un crédito de 40.000 millones de dólares, que unido a la imposibilidad de mantener al real brasileño dentro de las bandas de cotización óptimas, derivaron en una fuerte devaluación del rublo del 10%.

Después de esta decisión, los inversores y especuladores retiraron en masa capital extranjero y sumieron al país en una balanza deficitaria, con un mayor déficit público y fuertes desequilibrios, necesitando nuevamente ayuda del FMI.

Con todo ello, Brasil fue capaz de reordenar su sistema económico y crecer a tasas altas que llegan hasta nuestros días.