Un cuadro de amortización es una tabla donde se muestra el calendario de pagos que se tiene que afrontar al concederse un préstamo. Es decir, es un resumen de todos los pagos que tiene que realizar el prestatario (la persona que disfruta del préstamo) durante la vida del préstamo.

Componentes de un cuadro de amortización

El cuadro de amortización suele estar formado por cinco columnas:

  • La primera columna es el periodo. Es decir, cada uno de los periodos se refiere al momento en el que se tiene que realizar el pago.
  • La segunda columna son los intereses. Aquí se indican los intereses que el prestatario paga al prestamista en cada periodo. Se calcula multiplicando el tipo de interés pactado por el capital pendiente (que como veremos es la quinta columna). El interés puede ser fijo o variable.
  • La tercera columna es la amortización del capital. La amortización consiste en la devolución del préstamo, sin contar los intereses. Es decir, es lo que se descuenta cada periodo del capital pendiente.
  • La cuarta columna es la cuota a pagar, que es la suma de los intereses y la amortización.
  • La quinta columna es el capital del préstamo pendiente de amortizar. Para calcularlo se resta en cada periodo el capital pendiente del periodo anterior y la amortización del periodo actual.

A continuación, podemos ver un ejemplo gráfico de cuadro de amortización:

Tipos de amortización

La amortización del préstamo puede realizarse de diversas maneras. Las más importantes son las siguientes:

  • Mediante una amortización de capital constante (la tercera columna, como en el ejemplo gráfico). La cuota a pagar cada vez es menor, ya que los intereses son menores a medida que pasa el tiempo. También se conoce como método francés o método progresivo (de cuotas).
  • Mediante unas cuotas constantes (la cuarta columna). En este caso, la cuota a pagar siempre es la misma, mientras que la amortización del préstamo es menor al principio y mayor al final. Es el método más común para el pago de hipotecas de tipo fijo.
  • Mediante una única amortización, al finalizar el préstamo o método americano.En este caso, se van pagando únicamente los intereses durante la vida del préstamo y, al finalizar la misma, se paga la totalidad del capital prestado. Por ejemplo, se utiliza para la devolución de los intereses y principal de los bonos.

Implicaciones de un cuadro de amortización

Un cuadro de amortización puede tener distintas implicaciones, en función de su tipo de interés:

  • Si el tipo de interés es fijo, el cuadro de amortización es real y definitivo desde el primer momento. Es decir, el cuadro de pagos que se establezca en la concesión del préstamo es el que se aplicará.
  • Si el tipo de interés es variable, el cuadro de amortización es una simulación. Es decir, es una previsión de los pagos, pero no es el cuadro de pagos definitivo, ya que los tipos de interés cambiarán a lo largo del tiempo.

Las entidades financieras están obligadas a proporcionar esta información al cliente. En el caso de un préstamo con tipo de interés fijo, con solicitar el cuadro al comienzo del préstamo es suficiente, ya que este no cambia. Sin embargo, si el tipo de interés es variable, el cuadro de amortización va a variar, por lo que lo más recomendable es solicitarla periódicamente.

Otros usos del concepto “cuadro de amortización”

El cuadro de amortización se suele referir al pago o la “amortización” de los préstamos, como hemos definido anteriormente. Sin embargo, se puede utilizar este concepto para cualquier tipo de amortización. En particular, las empresas suelen utilizarlos para establecer la amortización de sus elementos del inmovilizado y determinar  la vida útil de dichos elementos.