El deflactor del PIB es un índice de precios que calcula la variación de los precios de una economía en un periodo determinado utilizando para ello el Producto Interior Bruto (PIB). El deflactor del PIB se utiliza para conocer la parte del crecimiento de una economía que se debe al aumento de precios.

Se calcula con el fin de suavizar el incremento de precios en una economía y, por tanto, permite corregir las estimaciones del crecimiento de ésta, ya que si no se utilizará, el crecimiento no sería real, dado que se podría llegar a sobrevalorar. Generalmente, este efecto corrector, se aplica a una de las variables más importantes para medir el crecimiento económico, que se llama Producto Interior Bruto (PIB), y se define como el conjunto de bienes y servicios producidos en una economía en un determinado período de tiempo, generalmente, un año.

¿Cómo se calcula el deflactor del PIB?

La fórmula de cálculo del deflactor del PIB es la siguiente:

Deflactor PIB= (PIB nominal/PIB real)*100

El PIB nominal refleja los cambios de precios anuales, ya sean incrementos o disminuciones. Sin embargo, el PIB real elimina el cambio de precios a lo largo del tiempo. Por otro lado, el deflactor es un indicador general de inflación y deflación, siendo implícito porque mide los cambios en la composición de precios y del PIB. No mide la calidad de vida de un país, y se relaciona más como factor de ajuste salarial y financiero o para calcular el poder adquisitivo de un país. Ver diferencia entre nominal y real.

Comparación con otros indicadores del nivel de precios

Ventajas del deflactor del PIB

A su vez, a la hora de calcular la inflación, el deflactor del PIB presenta una serie de ventajas con respecto al IPC (Indice de precios al consumo):

  1. Tiene en cuenta todos los bienes y servicios producidos en un país.
  2. Contabiliza los cambios en  los hábitos de compra de cada año. La cesta de compra que conforma el IPC, no se actualiza cada año, lo cual puede inducir a error.

Desventajas del deflactor del PIB

Una de las críticas al deflactor del PIB, es que no tiene en cuenta la economía sumergida y que el tiempo para su cálculo es más largo que para calcular el IPC.