El desarrollo de estrategias internacionales de negocios es el sistema que se utiliza para planificar e implementar una serie de acciones encaminadas a competir y posicionar una empresa en el mercado internacional.

Para ello es recomendable llevar a cabo una serie de procesos antes de iniciar el proceso de entrada de un negocio en el ámbito internacional.

Etapas para desarrollar estrategias internacionales de negocios

Las etapas más destacadas serían las siguientes: análisis inicial, evaluación del negocio, implementación de la internacionalización, creación de sociedades extranjeras y asistencia en la continua innovación en nueva tecnología y medición de resultados.

  1. Análisis: Para aprovechar al máximo el potencial de crecimiento, una empresa necesita una evaluación de su situación actual. Lo que se pretende conseguir es lo siguiente: desempeñar mejor toma de decisiones, descubrir aspectos que podría mejorar,  identificar operaciones que podrían ser subcontratadas a terceros en el área internacional, optimizar y agilizar procesos comerciales, descubrir nuevo potencial de crecimiento, especificar requisitos para internacionalizar, encontrar mercados internacionales de acuerdo con el perfil y establecer una hoja de ruta coherente para desarrollar una estrategia de largo plazo sostenible y equilibrada para aumentar la satisfacción del cliente a nivel internacional.
  2. Evaluación: Evaluar una empresa y sus áreas de negocio es fundamental para comprender el rumbo de la empresa y sus actividades en relación a la financiación. Hay que considerar también la red de relaciones y otros intangibles, como los que surgen a raíz de pactos de no concurrencia.
  3. Implementación internacional: Introducir cambios dentro de una empresa tras analizar los dos puntos anteriores para prepararla a nivel internacional es uno de los principales retos. Una implementación debe ser realizada con un ritmo adecuado y analizada de manera constante.
  4. Servicio intermediario: Estrechas relaciones comerciales con los proveedores, gerencia y clientes son vitales para un negocio sustentable. En este caso hay que dirigirse a estos sectores en el mercado internacional al que quiere acceder el negocio para establecer alianzas mercantiles que ayuden a la empresa en su expansión. En el ámbito de comercio global, la presencia de la gerencia local en un país extranjero puede ser de suma importancia. La gerencia extranjera proporcionará el conocimiento local para entrar al mercado, evitando errores costosos, aumentando ventas y minimizando fracasos en la gestión local. Cabe destacar que hay que tener en cuenta los recursos humanos, precios del país al que se dirigen los servicios y todo tipo de reglamentación a la que tendrá que adaptarse la empresa en su introducción internacional.
  5. Innovación tecnológica: La innovación de nuevas tecnología es un factor clave del éxito de muchas empresas y una necesidad para el crecimiento rápido. Con una innovación orientada, las empresas pueden reinventar sus productos, agregarles nuevas características y descubrir nuevas ideas de producto.
  6. Estrategias: Para transformar un negocio es preciso enfocarse en las competencias claves. A veces es necesario separar algunas unidades del negocio, por eso una estrategia eficaz de salida puede minimizar pérdidas tangibles e intangibles.
  7. Medición de resultados: Tras la implementación de las estrategias en el mercado internacional, hay que establecer una periodo de medición de resultados para saber si los objetivos se están cumpliendo de manera correcta y que acciones son necesarias eliminar o modificar.