La deuda externa es el conjunto de obligaciones que tiene un país con acreedores que residen en el extranjero.

La deuda externa se compone de deuda pública y deuda privada. La primera se refiere a las deudas contraídas por el Estado y sus instituciones mientras que la segunda se refiere a la deuda contraída por empresas y familias.

Los acreedores en el extranjero en tanto, pueden ser bancos extranjeros, gobiernos de otros países u organismos internacionales que entregan financiamiento como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano del Desarrollo (BID).

Origen y efectos de la Deuda Externa

Existen varias razones que pueden explicar el endeudamiento externo de un país. Entre estas razones encontramos:

  1. La necesidad de contar con fondos para hacer inversiones en infraestructura o maquinaria para el desarrollo productivo. Por ejemplo, los países se pueden endeudar para construir carreteras, puentes y túneles de modo de reducir los costos de transporte de las empresas y así fomentar el crecimiento.
  2. Catástrofes naturales como huracanes, terremotos o incendios forestales que obligan al país a reconstruir una parte importante de su territorio.
  3. Mala administración de entidades públicas y privadas que han despilfarrado recursos en actividades no rentables.

Los efectos de la deuda externa dependen de las razones que la justifican. De esta forma, si el endeudamiento fue utilizado para inversión, el endeudamiento tendrá un efecto positivo ya que permitirá alcanzar un mayor desarrollo futuro, el que habría sido imposible sin poder contar con los recursos rápidamente.

Por el contrario, cuando el endeudamiento se explica por una mala administración los efectos pueden ser desastrosos ya que se tendrá que pagar la deuda contraída (más intereses) mientras que no se han generado nuevas fuentes de ingreso.

Clasificación de la deuda externa

La deuda externa puede clasificarse de acuerdo a diversos criterios. A continuación vemos algunos de ellos:

  1. Según instrumento de deuda: la deuda puede clasificarse de acuerdo al tipo de instrumento utilizado (bonos, préstamos, crédito comercial, etc.).
  2. De acuerdo al plazo: corto o largo plazo.
  3. Por tipo de moneda: nacional, extranjera (generalmente en dólares)
  4. Por tipo de interés: fijo o variable.

Ejemplo: crisis de la deuda de los años 80`s

Un ejemplo de un endeudamiento externo con graves consecuencias para los ciudadanos fue el endeudamiento de los países latinoamericanos durante los años 70-80`s. La historia comienza cerca del año 1973, en donde el precio del petróleo casi se cuadriplicó por lo que los países exportadores de este producto comenzaron a tener enormes ganancias.

Los países en desarrollo, especialmente los de América Latina, vieron en esta abundancia de recursos externos la posibilidad de adquirir préstamos a una tasa de interés muy baja y se endeudaron con grandes sumas de dinero. No obstante, este dinero no fue utilizado para inversión sino que aplicar políticas expansivas sin un retorno justificado.

La crisis se desató a partir del año 1979 cuando la Reserva Federal de Estados Unidos decide aumentar las tasas de interés para evitar la escalada de la inflación. Las mayores tasas de interés y la apreciación del dólar llevaron a un aumento significativo del valor de la deuda de los países en desarrollo, muchos de ellos no contaban con los recursos para poder pagar su deuda y en algunos casos todos sus recursos se destinaban a pagar intereses.

En el año 1982, México declara que no puede seguir pagando su deuda y el temor se expandió. Se negó la renovación de créditos y muchos países quedaron en una situación financiera precaria.