La devaluación de una moneda consiste en una operación mediante la cual el Banco Central que controla dicha moneda, disminuye el valor nominal de la moneda con respecto a otras monedas extranjeras. Esto lo hace normalmente con la impresión de más billetes e inyectándolos en el sistema financiero.

Es importante diferenciar entre devaluación y depreciación. La depreciación es una disminución del valor nominal de la moneda producida por la variación del precio de las divisas en el mercado financiero (provocada por la ley de la oferta y la demanda). Mientras que la devaluación es una depreciación propiciada por el organismo pertinente.

Lo contrario a devaluación es revaluación y lo contrario a depreciación es apreciación.

Ejemplo de devaluación

Supongamos que el país Microlandia tiene un total de bienes que valen en total 1000 € representados por mil monedas de 1 €. Si el Banco Central quiere devaluar la moneda, no tendrá más que emitir 1000 nuevas monedas de 1€. Ahora tiene 2000 monedas de 1 € para un total de bienes que valen 1000 €.

Como el Banco Central quiere devaluar la moneda, el euro de este país ficticio pasará a valer 50 céntimos de los antiguos euros. Así habrá devaluado su moneda.

Ante una emisión tan grande, también podría hacer que los precios de los bienes valieran el doble y así el total de los bienes valdría 2000 €, por lo cual habría una inflación tremenda.

También le puede interesar la diferencia entre nominal y real.