El documento de Datos Fundamentales para el Inversor (folleto DFI) es un documento que incluye la información esencial de un fondo de inversión y que en Europa es de obligatoria puesta a disposición del inversor por parte de la gestoras de fondos.

Se trata de un documento comúnmente conocido en el sector por sus siglas en inglés (KID: Key Investor Information Document), cuyo propósito es que tras la lectura del mismo el inversor pueda decidir razonadamente sobre la conveniencia de inversión del fondo. En Estados Unidos existe un documento similar llamado “Prospectus”.

El folleto DFI es un documento de gran utilidad para el inversor puesto que resume las características fundamentales del fondo esquemáticamente. Además, la lectura de este documento de datos fundamentales para el inversor pretende facilitar al inversor la comparación con otros fondos de inversión.

Este folleto trata de resumir en una extensión máxima de dos páginas la información más importante del fondo. Es un extracto del folleto completo del fondo en el que se pretende facilitar al inversor su comprensión.

Contenido del documento de datos fundamentales para el inversor (folleto DFI)

En función de la categoría a la que pertenezca la Institución de Inversión Colectiva pueden establecerse apartados adicionales. No obstante, el contenido mínimo que todo folleto DFI debe incluir es el siguiente:

  • Identificación: Denominación, sociedad gestora, entidad depositaria, código ISIN, fecha de constitución y número de registro en el respectivo regulador (la CNMV en España, la FSA en Reino Unido o la SEC en Estados Unidos en el caso del “prospectus”).
  • Política de inversión: Categorías de activos financieros en los que puede invertir, autorización o no para operar con instrumentos derivados, Benchmark o índice de referencia, descripción de los objetivos de inversión.
  • Perfil de riesgo y remuneración: Se cataloga a través de una escala de 1 a 7 (ordenada de menor a mayor riesgo) basada principalmente en el nivel de volatilidad histórica de la IIC y por los porcentajes de renta variable, en su caso, en los que normalmente está invertido el fondo.
  • Gastos y comisiones: Distinguiendo entre los que corren a cargo del partícipe de los que lo hacen a cargo de los activos de la IIC.
  • Evolución histórica del fondo: Rentabilidades obtenidas en función de diferentes horizontes temporales.
  • Información sobre el depositario: Identificación de la entidad depositaria y breve referencia a los posibles conflictos de interés que pueden surgir.
  • Información adicional: inversión mínima inicial, tratamiento fiscal, etc.

Otros documentos obligatorios para las IIC

Además del documento de datos fundamentales para el inversor, la normativa incluye dentro de las obligaciones de información de las sociedades gestoras de fondos de inversión, la publicación y difusión de los siguientes documentos:

  • Folleto completo.
  • Un informe anual.
  • Un informe semestral.
  • Dos informes trimestrales.

Regulación del folleto DFI en España

En España, aparece regulado tanto en la Ley 35/2003 de Instituciones de Inversión Colectiva como en el Reglamento que la desarrolla  y su publicación forma parte de las obligaciones de información de las IIC. El contenido del folleto debe ser difundido tanto a los partícipes y accionistas del fondo como al público en general y deberá ser actualizado cuando se produzcan modificaciones esenciales en su contenido. Es la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la que analiza el contenido del documento, establece los requisitos formales y supervisa que se cumplen las obligaciones de información.