Se denomina dólar a algunas divisas empleadas en varios países del planeta, siendo el dólar estadounidense la referencia mundial y primera denominación de la moneda.

La palabra dólar por antonomasia se refiere a la moneda oficial de Estados Unidos desde su independencia a finales del siglo XVIII. Esta palabra es de origen español y se refiere al dólar de plata, la moneda empleada por los españoles en América durante la época colonial, ya que se trataba de una moneda fuerte y muy extendida a nivel global en las transacciones comerciales entre América y Europa.

Con el tiempo, la moneda americana dejó de estar anclada a la española y se hizo independiente, adoptando el $ como símbolo. Sobre este símbolo existen dos teorías:

  • La más aceptada, ya que cuenta con la aprobación de la Oficina de Grabado e Impresión de los Estados Unidos, defiende que es una evolución de la abreviatura española Ps, la cual viene de pesos, piastras o piezas de a ocho (reales de plata españoles).
  • La otra teoría indica que se trata de una interpretación de las dos Columnas de Hércules entre Gibraltar y Tánger. Siendo la barra la columna y la S la banda que la rodea con la leyenda “Plus Ultra”.  

El alcance de su fortaleza como moneda

La fortaleza y uso de la divisa norteamericana viene de una vez finalizada la II Guerra Mundial, donde EE.UU adquiere un papel predominante como potencial mundial, siendo su moneda la más fuerte debido a los intercambios comerciales, fuerte industria y la inundación de dólares para la reconstrucción de Europa. Además, su principal rival de entonces, la URSS, rechazó el sistema monetario capitalista, rehusando así la preponderancia de su divisa.

Principalmente, la preponderancia de esta moneda viene de los acuerdos de Bretton Woods, cuando todas las monedas de los sistemas capitalistas fueron ancladas a la moneda norteamericana, que a su vez estaba anclado al oro (Patrón oroPatrón dólar). De esta forma, todo el planeta quedaba a expensas de la situación del dólar y su alto valor, y el crecimiento del comercio internacional expandió el uso de esta moneda, que empezó a ser aceptada en todo el mundo como la moneda oficiosa de comercialización.

Con el tiempo, otros países han adoptado el dólar de manera oficial (dolarización), ya sea el dólar nacional (canadiense, australiano, neozelandés…) o la moneda de EE.UU. como moneda principal, situación que se denomina dolarización, dada la fortaleza y papel primordial en todo el planeta.