El Teorema de Coase señala que si los derechos de propiedad están bien definidos y los costos de transacción son cero, la negociación entre las partes nos llevará a un punto óptimo de asignación en el mercado. Los derechos de propiedad indican quien es el dueño de que o tiene permiso para hacer algo.

De acuerdo al teorema de Coase, cuando las partes pueden negociar libremente y sin mayores costos, no importa realmente cual parte tenga inicialmente el derecho de propiedad puesto que al final este quedará en manos de quien más lo valore. El resultado final de la negociación nos llevará a una óptima asignación de los recursos.

Condiciones para el cumplimiento del teorema de Coase

Existen dos condiciones necesarias para que se cumpla este teorema:

  • Derechos de propiedad bien definidos
  • Bajos o nulos costos de transacción

Ejemplo de aplicación del teorema de Coase

Suponga que existe un médico en un pequeño barrio de pueblo. Cerca de la consulta del médico se instala un panadero que ha comprado una nueva máquina para hacer pan. La nueva máquina es muy ruidosa por lo que el médico puede escucharla desde su consulta distrayéndole de su trabajo.

El médico quiere que el panadero deje de producir, o se vaya, debido a que no puede atender bien a sus pacientes. El panadero quiere seguir produciendo pues le ha ido bien en esa zona y tiene muchos clientes. ¿Quién tiene derecho a seguir produciendo?

Suponga que el médico y el panadero van a la Corte y ésta le da la razón al médico. El panadero se cambia de barrio. No obstante, el medico estaría dispuesto a renunciar a sus derecho si el panadero le paga una compensación mayor que el costo que le significa al médico cambiarse de barrio.

¿Qué sucede si la Corte le hubiese dado el derecho al panadero?, si el médico valora más el derecho de quedarse en el barrio que el panadero, el médico puede ofrecer una compensación al panadero para que se vaya a otro barrio. De esta forma, el resultado es el mismo, la parte que más valora el derecho de propiedad es la que se queda finalmente con él. Quien se quede con el derecho dependerá del valor de lo que produzca cada parte y de los costos que significa perder el derecho de propiedad (en este caso trasladarse a otra zona).

Luego, de acuerdo a Coase, cuando no hay costos de transacción y las Cortes definen quien tiene el derecho de propiedad, no importa a quien se le haya asignado inicialmente pues quedará en manos de quien más lo valore tras la negociación.

¿Cuando el teorema de Coase deja de ser válido?

El teorema de Coase deja de ser válido cuando existen altos costos de negociar (por ejemplo entre una empresa y miles de pobladores de una zona) o cuando los derechos de propiedad no estén bien definidos (todas las partes crean que tienen derecho a hacer lo que quieren).