El efecto precio es el cambio de la cantidad demandada de un bien (o servicio) cuando se modifica su precio, mientras que el resto de las variables se mantienen constantes (otros precios, ingreso o preferencias entre otros).

Cuando cambia el precio de un bien, cambian las condiciones en la que se eligió una determinada cesta de consumo. Dado lo anterior, el consumidor tendrá que reevaluar su elección y probablemente tenga que variar la cantidad demandada de los bienes que componen su cesta de consumo.

Así por ejemplo, si el precio de uno de los bienes cae, el consumidor ve modificada su restricción presupuestaria y podrá buscar un nuevo óptimo en una curva de indiferencia más alta. Por el contrario, si el precio de uno de los bienes aumenta, la recta presupuestaria cambia pero ahora el consumidor sólo puede aspirar a una curva de indiferencia más baja. Además, ante un cambio de precio, los precios relativos de los bienes también cambian.

Componentes del efecto precio

El efecto precio se compone de dos efectos: el efecto sustitución y el efecto renta. El primero se refiere al cambio en la cantidad demanda causado exclusivamente por el cambio relativo de los precios de los bienes. El segundo en tanto, se refiere al cambio en la cantidad demandada por la modificación del poder adquisitivo debido al cambio en el precio.

Gráfico del efecto precio

Podemos observar el efecto precio en el siguiente gráfico. Suponga que existen dos bienes 1 y 2, ambos son bienes normales. El precio del bien 1 cae mientras que el precio del bien 2 se mantiene constante. Por lo que la cantidad que ahora puede comprar un consumidor es M/P1′, porque con la misma Masa monetaria (M) puede comprar más productos si el precio del bien baja.

efecto-precio-en-un-bien

La cesta inicial del consumidor es A pero tras la reducción del precio del bien 1, la cesta se modifica a C. Como podemos observar, el consumidor alcanza una cesta de consumo en una curva de indiferencia más alta. En esta canasta, la cantidad consumida del bien 1 aumenta lo que refleja que se trata de un bien normal.