Una Empresa de Trabajo Temporal (ETT) es aquella que contrata temporalmente trabajadores con el fin de cederlos a otra empresa (la que demanda el trabajo).

Las empresas de trabajo temporal (ETT) actúan como intermediarios entre una empresa que requiere cubrir un determinado puesto de trabajo y los trabajadores cualificados para dicho puesto. La ETT se encarga de captar, seleccionar y contratar al trabajador para luego cederlo temporalmente a la empresa que ofrece el puesto de trabajo.

Objetivo de las empresas de trabajo temporal (ETT)

El objetivo de la ETT es ofrecer un servicio de intermediación a las empresas que buscan trabajadores. Para las empresas este servicio puede ser atractivo en determinadas circunstancias ya que si bien tienen que pagar un precio por él, pueden delegar a otros las actividades de búsqueda, selección, contratación e incluso capacitación.

En efecto, las empresas que contratan directamente trabajadores requieren contar con personal adecuado para llevar a cabo los procesos de selección lo que implica costos y/o potenciales errores si no se cuenta con personal de recursos humanos capacitado.

Ventajas y desventajas de una ETT para un trabajador

Ventajas

Entre las posibles ventajas que tiene para un trabajador ser contratado por una ETT se tiene:

  • Se adquiere experiencia laboral que será útil para postular a otros cargos en el futuro
  • Pueden ser una vía de acceso al mercado laboral
  • Se puede trabajar para más de un empleador (o ser independiente y también trabajar para una empresa)
  • Mayor flexibilidad
  • Es posible que el contrato temporal derive en uno indefinido

Desventajas

Entre las posibles desventajas para un trabajador ETT encontramos:

  • Inestabilidad laboral.
  • Posibles retrasos al cobrar el salario.
  • Puede que el trabajador no pueda acceder a ciertos beneficios extraordinarios que entrega la empresa a sus empleados cuando son contratados directamente.

Legislación de la ETT en España

Las EET en España se rigen por la Ley 14 1994, en ella se explicitan qué tipos de contratos pueden hacer y el salario que deberá recibir el trabajador, entre otros aspectos.

En cuanto a los salarios, cabe destacar que el trabajador que es contratado por una ETT recibe el mismo salario que los trabajadores que son contratados directamente por la empresa demandante. Es decir, no puede hacer discriminación. Además, el sueldo incluye el prorrateo de las vacaciones y otras pagas.

Las ETT por su parte no pueden quedarse con alguna parte o cobrar una comisión sobre el salario del trabajador.

En cuanto a los contratos, existen básicamente cuatro tipos de contratos que pueden hacer las ETT:

  • Obra o servicio: para realizar una obra o servicio determinado
  • Interinidad: para sustituir temporalmente a otro trabajador por casos como maternidad, vacaciones, enfermedad, etc.
  • Circunstancias de la producción: para ayudar a la empresa en periodos en donde se acumulan tareas o pedidos
  • Selección: para cubrir un puesto mientras se realiza el proceso de selección definitivo