Una estrategia mariposa spread (o butterfly spread en inglés) es una estrategia de opciones financieras que busca obtener beneficio si el activo subyacente se mantiene estable, pero que obtendrá pérdidas limitadas si el activo subyacente sube o baja de un cierto límite.

La estrategia mariposa spread se suele construir con cuatro opciones calls. Cada una con diferente precio de ejercicio (PE) o strike. Es la que se conoce como estrategia mariposa comprada. Pero también podemos realizar una estrategia vendida, que se realizaría de la misma manera, pero utilizando opciones put en vez de call. Vamos a explicar la estrategia mariposa comprada. Para ello hay que:

  • Comprar una call con un PE bajo.
  • Comprar otra call con un PE elevado.
  • Vender dos calls, con un PE que esté situado entre las dos opciones calls que hemos comprado.

De esta manera si el precio del subyacente a vencimiento se mantiene estable, habremos obtenido el beneficio de haber vendido las dos opciones calls, ganando además un pequeño beneficio con la call de precio reducido que hemos comprado. Si en cambio, el precio del subyacente baja, perderemos el precio de la prima de la call, que probablemente sea más grande que el de las dos calls que hemos vendido juntas. Si el precio sube, las dos opciones compradas y las dos vendidas se amortiguarán, pero el resultado de esta operación será nuestra pérdida. Veamos el gráfico para entenderlo mejor:

Mariposa spread-butterfly