Una estrategia straddle es una estrategia de opciones financieras que sirve para aprovecharse de un fuerte movimiento en un activo, aunque no se conozca en qué dirección va a ser el movimiento. Se obtienen pérdidas si el precio del activo subyacente permanece constante.

Para ello es necesario comprar una opción de compra (call) y una opción de venta (put) con el mismo precio de ejercicio sobre ese activo. Como podemos ver en el gráfico el coste del straddle está limitado a la suma de las primas de la call y la put, en cambio los beneficios pueden ser ilimitados por la call si el precio del subyacente sube y limitados por la put hasta que el precio del subyacente llega a cero.Estrategia straddle

Una estrategia straddle también puede hacerse a la inversa, es decir, hacer un straddle corto. Consistiría en vender una call y una put con el mismo precio. Esta estrategia la realizaríamos cuando esperamos que el precio de un subyacente permanezca constante durante un tiempo, ya que nuestor beneficio sería la suma de las primas, pero los beneficios pueden llegar a ser ilimitados si el subyacente cambia de precio.