Las estrategias oportunistas son un tipo de estrategias mercado-neutrales que intentan generar beneficio en base al análisis detallado de la economía y sobre las previsiones de la misma.

Las estrategias oportunistas son aquellas que realizan predicciones sobre los tipos de interés, tipos de cambio o políticas monetarias. Por ejemplo, si creen que una economía crecerá a mayor ritmo que otra, compraran empresas del país que crecerá más y abrirán una posición corta en aquellas empresas del país que creen que crecerá menos.

Tipos de estrategias oportunistas

Dentro de este tipo de estrategias existe una gran variedad de técnicas. Cada una de las técnicas que describiremos a continuación se subidivide a su vez en otras técnicas. Sin embargo, dada su extensión nos centraremos en los conjuntos más importantes.

Macroeconómicas

Las estrategias oportunistas macroeconómicas intentan obtener beneficios mediante el análisis de la situación económica general. Derivado de este análisis cómo influirá esto en los tipos de interés, divisas, mercados de acciones, mercados de bonos, políticas económicas, políticas monetarias o políticas fiscales.

Suelen utilizar el método de lo general a lo particular. Es decir, comienzan con modelos econométricos generales que establezcan cómo evolucionará la economía. A partir de esto, consideran las implicaciones en distintos mercados e indetifican las oportunidades de negocio. Por ejemplo, preveen una depreciación del euro frente al dólar. Se argumenta este hecho (el Banco Central Europeo tratara de mantener la paridad con el dólar). Por último, se determinan los instrumentos financieros con los que se va a realiza la operación.

Mercados emergentes

Se denominan estrategias oportunistas de mercados emergentes a las posiciones largas o cortas en acciones, bonos, activos del mercado monetario o derivados negociados en tales economía.

Las mercados emergentes, según el Banco Mundial, son aquellos países o economías que tienen un Producto Naciona Bruto per capita menor a 8.956 dólares. Suelen ser países en desarrollo que crecen a tasas alta y en los que se están produciendo grandes cambios económicos y sociales.

Estas estrategias se suelen llevar a cabo con el objetivo de diversificar la cartera de inversiones.

Cobertura de renta variable

Las estrategias oportunistas de cobertura de renta variable son aquellas construidas a través de dos partes que se cubren entre sí:

  1. Compra de acciones de una empresa, índice o derivado que las tenga de activo subyacente.
  2. Venta en corto de otras acciones similares, del futuro financiero o de las opciones financieras sobre dichas acciones. Cuyo objetivo, no es más que cubrir el riesgo direccional de mercado.

Por ejemplo, compramos acciones de una empresa que creemos que funcionará muy bien y tendrá un gran crecimiento. Para cubrir el riesgo de que nos salga mal y no se comporte como esperamos, entramos con una posición corta en acciones de otra empresa similar (del mismo sector), que creemos que no evolucionará de forma tan favorable.

En este apartado se utilizan técnicas como el análisis técnico, el análisis chartista, el análisis fundamental o el análisis cuantitativo. Con el objetivo de determinar qué empresas se comportarán mejor.

Como conclusión, podemos decir este tipo de estrategias son las más arriesgadas dentro de las estrategias mercado-neutrales. Destaca su uso en el universo de los hedge funds.