El Euribor  es el tipo de interés al que los bancos de la Zona Euro se prestan el dinero entre ellos. El nombre proviene de European InterBank Offered Rate, o en castellano, “tipo europeo de oferta interbancaria”.

No es solo un tipo de interés sino que además, es un índice que se calcula utilizando como referencia los tipos de interés de las transacciones entre los principales bancos europeos mediante depósitos interbancarios. Los bancos usan diferentes tipos de interés según el plazo al que se prestan dinero (véase estructura temporal de tipos de interés -ETTI-), por lo tanto se puede hablar de Euribor a una semana, a un mes o a un año.
Depende en gran medida del tipo de interés establecido por el Banco Central Europeo (BCE), ya que éste es el tipo de interés al que presta el BCE  a los bancos mediante las subastas.

 

Relación del Euribor con las hipotecas

Cuando oímos hablar del Euribor, siempre pensamos en lo que vamos a pagar de intereses sobre la hipoteca que nos han concedido. Para empezar, cuando los bancos calculan los intereses de una hipoteca pueden elegir entre usar un tipo de interés:
  • Fijo: se mantiene a lo largo de toda la vida de la hipoteca.
  • Variable: se revisa su valor periódicamente, para así adaptar su valor al estado actual de la economía. Generalmente se emplea algún índice económico como el Euribor o el Libor.

Cuando los bancos en España deciden conceder una hipoteca, suelen utilizar el Euribor a un año como referencia, y le suelen añadir un diferencial para calcular el interés que cargaran sobre la misma (por ejemplo, 50 puntos diferenciales sobre el Euribor, es decir, que los intereses serán el interés del Euríbor + 0,5 %).

El euribor, es un dato que proporciona el Banco de España con total transparencia con actualización diaria. Para consultarlo pinche aquí.