Se conoce como eurodivisa a aquellas divisas o monedas a las que se da uso en otro país al de su origen. Su uso es una de las bases del comercio internacional y de la inversión exterior de los países.

La creación en la práctica de una eurodivisa es sencilla, ya que surge simplemente al traspasar unos determinados fondos desde una cuenta nacional en la moneda de dicho país a otra entidad bancaria situada en un país extranjero.

Otra alternativa posible es que dicho depósito sea enviado a otra oficina de la misma entidad bancaria de origen pero que se encuentre en otro país.

Lo más habitual es que una eurodivisa tenga una naturaleza o valor de las principales y más extendidas monedas del mundo, como son el dólar americano o el euro. Además los poseedores o actores que operan con este tipo de divisa son individuos, empresas o instituciones que durante un determinado periodo de tiempo residen en un país ajeno al propio.

De esta manera, es posible identificar la tipología de la eurodivisa en particular en la que nos centremos atendiendo a su denominación, la cual siempre consta del prefijo “euro” al inicio y a continuación el nombre de la moneda del país de origen. Un ejemplo sería el eurodólar, si existe un depósito valorado en dólares bajo el control de una entidad bancaria española.

El hecho de que este concepto tenga la palabra “euro” en su denominación se debe al origen de este tipo de tratamiento con las divisas, ya que inicialmente este fenómeno tenía lugar dentro del ámbito económico europeo. No obstante, en la actualidad esta definición está extendida todo tipo de divisas del mundo estén donde estén localizadas.

En ese sentido, pueden ser considerados como eurodivisa aquellos depósitos bancarios valorados en una moneda de otro lugar del mundo. Por ejemplo hablaríamos de un depósito de cierta cantidad de euros en un banco situado en México.

Utilidad de la eurodivisa

Como se ha dicho antes, estas monedas pueden empleadas para la realización de múltiples tipos de operación económica, como la inversión en otros países. Una forma muy común en el día a día financiero es la concesión de préstamos en una moneda extranjera. Por este motivo su mayor relevancia está dentro del comercio internacional, dentro de las modalidades de pago de las actividades económicas desarrolladas en todos los rincones del mundo.

El mercado de eurodivisas es el espacio destinado al intercambio de fondos valorados en monedas extranjeras que operan en diferentes territorios al de su origen. En la práctica se trata de un mercado de dinero.