Las exportaciones netas o demanda exterior de un país es la demanda neta de los extranjeros (no residentes) por bienes y servicios que se producen en el país. Es decir, las ventas de bienes y servicios que realiza un país hacia el exterior descontado las compras o importaciones que realiza de bienes y servicios del resto del mundo.

Las exportaciones netas viene determinada por la diferencia entre las exportaciones (X) y las importaciones (M) y se suele denominar exportaciones netas. Esto es lo mismo que la diferencia entre el gasto que hacen los extranjeros por los productos locales menos el gasto que hacen los residentes por productos producidos en el exterior.

Las exportaciones netas también son el resultado del saldo de la balanza de bienes y servicios, formando parte de la contabilidad nacional de un país y, a su vez, del producto interior bruto de éste. La fórmula de cálculo del PIB de un país es la siguiente:

PIB= C + I + G +/- (X – M)

De dónde:

C= Consumo privado      I= Inversión privada      G= Gasto público

(X – M)= Saldo de la Balanza de bienes y servicios

Aunque muchas veces se utilizan como sinónimos no confundir con la demanda externa, que es la cantidad de bienes y servicios que se producen en un país y que son demandados por residentes en el extranjero.

Factores que influyen en la exportaciones netas

Existen varios factores que pueden afectar a la demanda exterior de un país, a continuación nombramos algunos de ellos:

  • La demanda exterior se ve afectada por variaciones en el tipo de cambio, esto es, en el valor relativo de la moneda local con respecto a la moneda de otros países. Mientras más débil sea la moneda local, menor será de demanda por bienes y servicios producidos en el extranjero.
  • Tratados comerciales y comercio online favorecen el crecimiento de la demanda por productos extranjeros.
  • Subsidios y otras ayudas que favorecen a las exportaciones del país.
  • Limitaciones a las importaciones, barreras arancelarias y otras restricciones reducen el crecimiento de las importaciones.

Determinantes de las exportaciones en un país

Existen diferentes variables que afectan el saldo de la balanza por cuenta corriente:

  1. Aumento de la renta extranjera, manteniéndose todo lo demás es constante, mejora la balanza de bienes y servicios nacional, dado que al aumentar la renta extranjera, se aumenta el consumo global de bienes y servicios, tanto extranjeros como nacionales. Por lo tanto eleva la demanda agregada del país.
  2. Depreciación de la moneda local, aumenta la balanza de bienes y servicios porque los precios de los productos nacionales en el extranjero resultan más baratos y por lo tanto, se eleva la demanda agregada.
  3. Aumento a la renta del país, eleva el gasto en el consumo nacional, tanto productos nacionales como extranjeros. Lo que eleva las importaciones y por tanto, reduce la balanza de bienes y servicios.

Caso de una economía cerrada

En una economía cerrada la demanda exterior es cero. No existen las exportaciones ni tampoco las importaciones. Toda la producción se vende internamente por lo que se cumple la siguiente igualdad:

Demanda agregada de bienes producidos en el país (DA)= Demanda interna (DI)

Asimismo se cumple que: DA= C + I + G = DI

Donde:

C= Consumo hogares

I= Inversión

G= Gasto del gobierno

Caso de una economía abierta

Cuando el país abre sus fronteras existe tanto demanda interior como exterior. Los bienes producidos en el país se venden no solo a los residentes del país (ventas locales) sino que también a residentes en el exterior (a través de las exportaciones).

Además, los consumidores locales pueden demandar bienes de otros países a través de las importaciones.

Considerando lo anterior, la economía cumplirá con la siguiente igualdad:

DA= Demanda interna (DI) + Demanda exterior (DE)

DA= C + I + G + X – M

Donde:

X= exportaciones

M = importaciones

Ejemplo de exportaciones netas

Supongamos que un país exporta al resto del mundo un volumen de 100.000 millones de euros y realiza compras al resto del mundo por valor de 50.000 millones de euros. Calculamos el saldo de la balanza por cuenta corriente:

Exportaciones netas= X – M= 100.000 – 50.000= 50.000 Millones de euros.

El país tiene un superávit comercial ya que vende más de lo que compra y, por tanto, ingresa más de lo que gasta. Esta situación es muy positiva para un país.