Las facilidades esenciales son elementos o servicios que son proveídos exclusivamente o predominantemente por un monopolista, o por un número muy reducido de oferentes y que no pueden ser replicados o sustituidos por razones técnicas o económicas.

Las facilidades esenciales son insumos claves en la producción de ciertos bienes o servicios. Es decir, materias primas básicas para producir un bien o servicio. Sin acceso a estas facilidades, las empresas no pueden competir porque no existen sustitutos apropiados y no es factible que puedan construir la facilidad esencial por sí mismos.

Características de las facilidades esenciales

  • Son insumos críticos o esenciales para fabricar los productos que se venden en el mercado aguas abajo.
  • Son completamente controlados por un monopolista o un grupo muy pequeño de empresas.
  • No es factible replicar la facilidad esencial ya sea por su alto costo o porque la cuestiones técnicas lo impiden.

Ejemplo de facilidad esencial

Un ejemplo de necesidad esencial es la red de distribución de energía que llega a los hogares de los consumidores finales. Sin el acceso a esa red, los productores de energía no pueden vender su producto y tampoco tienen la posibilidad de construir otra red de distribución porque la inversión necesaria es demasiado costosa y porque además es ineficiente tener dos redes paralelas.

Otro ejemplo de facilidad esencial en el ámbito de las telecomunicaciones es el acceso a la red de la empresa dominante. Sin el acceso a estas redes, las empresas no pueden ofrecer el servicio y no pueden construir una red alternativa.

Preocupaciones que generan las facilidades esenciales

Cuando un monopolista controla una facilidad esencial y a la vez compite en el mercado aguas abajo (a nivel minorista o retail), el monopolista puede tener el incentivo a limitar el acceso a los competidores ya sea negándose a la venta o a través de precios excesivos.

En estos casos, el acceso a la facilidad esencial se convierte en una cuestión de interés público. De esta forma, el gobierno impone obligaciones sobre los dueños de facilidades esenciales para que otorguen acceso en condiciones y precios razonables.