El banco compensador es aquel que garantiza el cumplimiento de transacciones en el mercado over the counter (OTC) Dichos negocios pueden involucrar cheques, divisas, contratos de derivados u otros activos que no son gestionados por ninguna bolsa de valores u organización similar.

Así, el banco compensador vigila que se efectúe, según lo pactado, la compra/venta de productos financieros. Esto, en operaciones que no están sujetas a ningún otro tipo de supervisión.

En EE.UU., por ejemplo, puede cumplir la función de banco compensador cualquier entidad financiera comercial que tramite el pago de títulos de empresas y del gobierno. Ello, para los acreedores o sus respectivos intermediarios.

Importancia del banco compensador

La importancia del banco compensador radica en que es el encargado de suplantar al órgano regulador en un mercado secundario donde dicha institución no existe. Por lo tanto, es una forma de incorporar mayor seguridad en un espacio donde se negocia sin supervisión.

En el mercado OTC los participantes se rigen mediante un acuerdo marco o siguiendo voluntariamente un modelo estándar de contrato aceptado a nivel global. Dicho prototipo se establece desde la Asociación Internacional de Swaps y Derivados o ISDA por sus siglas en inglés.

Sin embargo, seguir directrices internacionalmente aceptadas no elimina el riesgo de contrapartida. Es decir, siempre existe posibilidad de que alguno de los contratantes incumpla el acuerdo.

Bancos compensadores en Reino Unido

En Reino Unido se denominan bancos compensadores a instituciones globales, con sede en Londres, que compensan cheques. Además, estas compañías financieras centran su negocio en captar depósitos y conceder préstamos a corto plazo.

En este punto cabe recordar que compensar significa hacer efectivo el cobro de un cheque emitido por otra institución financiera. Para ello, los documentos respectivos deben verificarse a través de un organismo regulador al que usualmente se denomina cámara de compensación.