El flujo de caja operativo (FCO) es la cantidad de dinero en efectivo que genera una empresa a través de sus operaciones y el ejercicio de su actividad. Este flujo permite valorar y cuantificar las entradas y salidas de dinero mediante las actividades de explotación, siendo difícil poderlo manipular.

Este término se puede asociar a la utilidad contable, sin embargo, no es lo mismo. En el cálculo del flujo de caja operativo no se incluyen los costes de financiación. A su vez, en éste mismo, se incluye la depreciación al final en su cálculo, a diferencia de la utilidad contable, dónde no se incluye. Por ejemplo, dentro de la categoría del flujo de caja operativo, podemos incluir a los ingresos por ventas, gastos de personal o a los proveedores.

Ingresos de caja operativos

Se consideran ingresos de caja operativos los siguientes:

  1. Los ingresos de fondos por la venta de mercaderías y servicios, incluyendo cobros y efectos a cobrar en pago de esas ventas.
  2. Intereses cobrados sobre préstamos concedidos a otras entidades y dividendos recibidos por las inversiones en capital de otras empresas.
  3. Ingresos por asuntos extrajudiciales e indemnizaciones percibidas por aseguradoras.

Gastos de caja operativos

Se consideran salidas de capital operativas las siguientes:

  1. Pagos por compra de materiales para la fabricación de mercaderías o compra de mercaderías para su reventa.
  2. Pagos a empleados y a proveedores de bienes y servicios.
  3. Pagos al gobierno de impuestos, multas, derechos, honorarios y penalizaciones.
  4. Intereses pagados a los prestamistas.
  5. Pagos por asuntos extrajudiciales, donaciones a organizaciones sin ánimo de lucro y los reembolsos de los clientes.

Forma de cálculo

El flujo de caja operativo se calcula de la siguiente forma:

EBIT (Beneficio antes de impuestos e intereses) + amortización – impuestos.

El EBIT, lo podemos encontrar en la cuenta de pérdidas y ganancias de cualquier empresa o cuenta de resultados, así como en sus informes anuales.

Ejemplo cálculo flujo de caja operativo

Supongamos que extraemos los siguientes datos financieros de una empresa X en el año 2014:

EBIT= 15.000 €

Amortización= 1.500 €

Impuestos= 1.000 €

Por tanto, a través de su fórmula de cálculo tendremos:

EBIT (Beneficio antes de impuestos e intereses) + amortización – impuestos= 15.000 + 1.500 – 1.000=15.500 €

Podemos concluir que el flujo de caja operativo en el año 2014 es de 15.500 €.