Un fondo de inversión de alto riesgo o agresivo es un tipo de fondo inversión en el que el inversor está dispuesto a asumir un riesgo alto, lo que también supondrá una alta rentabilidad.

Por tanto, la entidad gestora del fondo de inversión tendrá la obligación de invertir en productos financieros catalogados como de alto riesgo. Hay que recordar que un fondo de inversión es una institución de inversión colectiva que capta dinero en forma de aportaciones para invertirlo de forma conjunta.

Características del fondo de inversión agresivo

Las características de estos tipos de fondo son las siguientes:

  • El riesgo de la inversión es alto o muy alto. Los fondos conservadores van dirigidos a inversores con un alto perfil de riesgo. Esto implica que hay una probabilidad relativamente alta de tener pérdidas. Esta probabilidad es más alta que en otro tipo de fondos, como los moderados o conservadores.
  • Sin embargo, esa alta probabilidad de tener pérdidas, implica que la rentabilidad de la inversión es alta o muy alta. Esto se explica porque cuanto mayor riesgo, mayor es la rentabilidad ofrecida, ya que si no a este tipo de inversores no les merecería la pena asumir un riesgo tan alto.
  • Los productos en los que se invierte suelen ser de renta variable, pero no siempre es así. Los productos de renta variable suelen tener una mayor fluctuación. Esta fluctuación es mayor en una situación de incertidumbre financiera, lo que permitiría poder optar a mayores beneficios (si la fluctuación es positiva). Sin embargo, también se puede invertir en productos de renta fija dentro de una cartera de inversión agresiva. Por ejemplo, un pagaré que emite una empresa es un producto de renta fija. Sin embargo, esa empresa puede encontrarse en una situación de incertidumbre, lo que supone un alto riesgo invertir en ella. Por tanto, esos pagarés serían aptos para un perfil agresivo. Por otro lado, hay productos de renta variable cuyo riesgo es bajo si los emiten empresas con una solvencia acreditada y que ofrecen una baja rentabilidad. Estos productos no serían aptos para un perfil agresivo.

Ventajas e inconvenientes de un fondo agresivo

El principal inconveniente de los fondos agresivos son su alto riesgo y, por tanto, su relativa alta probabilidad de tener pérdidas y no recuperar la inversión inicial. Sin embargo, derivado de este alto riesgo, la rentabilidad ofrecida es alta o muy alta, lo que constituye su principal ventaja. En definitiva, hay una gran probabilidad de tener pérdidas con la inversión, pero si estas no se producen, la rentabilidad obtenida será muy alta.

Las ventajas e inconvenientes de estos fondos serán más o menos importantes para los inversores en función de su perfil de riesgo. Un perfil conservador verá más inconvenientes, mientras que a un perfil agresivo le importarán más las ventajas. Lo más importante es definir el perfil de riesgo del inversor. U

n inversor agresivo debe ser consciente del riesgo que está asumiendo y no fijarse únicamente en la alta rentabilidad que puede obtener. En primer lugar, debe analizar el riesgo que conlleva la inversión y, si se adecúa a su perfil de riesgo, podrá llevar a cabo la inversión. Es un grave error fijarse únicamente en la alta rentabilidad sin tener en cuenta el riesgo que pueda tener ese producto.