Un Fondo de renta fija es un Fondo de Inversión que invierte la mayor parte de su patrimonio en activos de renta fija (como bonos, obligaciones, pagarés, repos o letras del tesoro).

Este tipo de fondos siguen una política de inversión más conservadora que los Fondos de Renta Variable, aunque no por ello ofrecen un rendimiento fijo como se pueda pensar.

Su rentabilidad depende de cómo evolucionan los activos en los que invierte, pudiendo fluctuar positiva o negativamente. La diferencia con los Fondos de Renta Variable es el riesgo, medido por la volatilidad. Este concepto, muy utilizado en los mercados financieros mide la desviación en el precio que sufre un activo financiero en un periodo de tiempo determinado. Los activos de renta variable en condiciones normales de mercado fluctuan más que los activos de renta fija, y por tanto, la potencial capacidad de pérdida es mayor.

Dependiendo de la politica de inversión del fondo, su nivel de liquidez y de la rotación de cartera, éste podrá invertir en activos de renta fija a corto (mercado monetario), o medio y largo plazo (mercado de capitales).

Un factor muy importante en este tipo de fondos lo juegan las Agencias de Rating, que son las instituciones encargadas de poner una nota a multitud de empresas, activos financieros, etc. Esta nota es conocida como Rating o calificación crediticia y mide la capidad de pago que tiene la empresa o activo en cuestión. Juegan un papel fundamental, ya que la variación de una nota a otra, o incluso de Grado de Inversión hacia Bono Basura (high yield) hace que los fondos de renta fija que inviertan en dichos activos tengan que vender esos activos por no cumplir con su política de inversión.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) establece que los fondos de renta fija son aquellos que invierten exclusivamente en activos de renta fija, es decir, no invierten en activos de renta variable de ninguna manera.

El documento de datos fundamentales para el inversor (DFI), es un documento que tratar de mejorar la información para el inversor, por lo que el lenguaje del documento es sencillo, claro, conciso y de obligado cumplimiento a todas las entidades.

Es conveniente realizar un pequeño análisis de los diferentes aspectos del fondo:

Datos identificativos del fondo

  • Código ISIN (válido por ejemplo para buscarlo en bloomberg).
  • Nº de registro en CNMV.
  • Identificación de la gestora.

Objetivos y política de inversión

  • Descripción detallada de la estrategia del fondo: en qué y cómo invierte. En este caso estaremos hablando de un fondo que tenga una categoría de Renta Fija.
  • Política de inversión: descripción detallada de la estrategia del fondo para invertir el patrimonio de los partícipes.

El fondo tiene como objetivo generar ingresos, manteniendo y aumentando su inversión original. El fondo invierte principalmente en una gama de valores de renta fija (que son préstamos que pagan un tipo de interés fijo o variable) emitidos por sociedades o gobiernos de todo el mundo que proporcionan un nivel de ingresos constante y en aumento. El fondo también
puede invertir hasta un 50% en valores con calificaciones inferiores, de « Baa3» o más bajas, asignadas por estas mismas agencias.

  • Objetivo de gestión: si tiene o no un índice de referencia (benchmark), donde en todo momento se podrá ver si supera o cuánto está por debajo de ese índice.

Perfil de riesgo

  • En este caso con la normativa de la CNMV se establece una escala de 1 a 7 niveles. La teoría dice, en condiciones normales de mercado que un 1 tiene menor rendimiento y menor riesgo, y un 7 sería potencialmente mayor rendimiento a cambio de mayor riesgo.

Gastos corrientes y comisiones

  • EL TER (Total Expense Ratio): es una media media de los gastos totales que soporta el fondo. Es importante que sean bajos, ya que el beneficio potencial para el partícipe será mayor.

Rentabilidad histórica

  • En este caso, se muestra un gráfico de barras, con la rentabilidad anual que ha obtenido el fondo a lo largo de los últimos 10 años. Se tiene analizar cómo se ha comportado el fondo en situaciones de estrés como en la crisis financiera de 2008.