Los fondos mancomunados (pooled funds) son todos aquellos vehículos de inversión que surgen de la agrupación de diferentes inversores.

Los fondos mancomunados se constituyen cuando varios inversores juntan su capital para invertir. En lugar de invertir cada uno por su cuenta, dado que tienen objetivos comunes deciden agruparse para obtener mejores resultados.

En este artículo vamos a ver tanto los objetivos de los fondos mancomunados. Es decir, por qué razón nacen. Y, también veremos los tipos más conocidos de este tipo de fondos.

Objetivos de los fondos mancomunados

Los fondos manconumandos tienen como principal objetivo optimizar los resultados. ¿De qué manera? Aprovechando las economías de escala tal que:

  • Reducen los costes: Los costes derivados de la operaciones en los mercados financieros se dividen entre todos los inversores
  • Maximizar la rentabilidad: Al tener más capital disponible disponen de mayores posibilidades de inversión.
  • Minimizar riesgo: Dado que tienen más capital que individualmente, pueden adqurir una mayor cantidad y variedad de activos. Es decir, diversifican más su capital.
  • Atraer más capital: El hecho de que sean un grupo, facilita que otros inversores se unan al fondo y se potencien las características anteriores.

Tipos de fondos mancomunados

En la realidad estos tipos de fondos, según su naturaleza económica, tienen diferente forma. Los fondos de este tipo que son más famosos son:

Además de estos, que son los más famosos, existen otros tipos menos conocidos como, por ejemplo, los fondos de inversión en arte. Que son fondos de inversión constituidos para la compraventa de cuadros, joyas, artículos históricos, etc.

En conclusión, existirán tantos tipos de fondos mancomunados (fondos agrupados) como áreas en las que se pueda invertir.