Franquicia

La Franquicia es un tipo de contrato en el que una empresa (la franquiciadora) cede a otra (la franquiciada) el derecho a la comercialización de ciertos productos o servicios dentro de un ámbito geográfico determinado y bajo ciertas condiciones, a cambio de una compensación económica.

Por tanto tenemos dos figuras principales:

  • El franquiciador: aporta unos derechos de comercialización para que la empresa franquiciadora pueda utilizar su marca, el nombre comercial y el diseño del establecimiento del franquiciado. En la mayoría de los casos, estos elementos no pueden ser modificados para mantener el los mismos niveles de calidad y forma del franquiciador. Además también se aporta el know-how, experiencia en el negocio y asistencia técnica y comercial durante la vigencia del acuerdo.
  • El franquiciado: es el propietario del negocio y quien realiza las inversiones necesarias para su puesta en marcha, además de pagar un cánon al franquiciador para usar su marca. Este cánon es como un “derecho de entrada” en el negocio, además también se podrán establecer en el contrato unas cantidades periódicas según el volumen de ventas y/o la asistencia técnica y comercial. Además, el franquiciado tiene en exclusiva el régimen de franquicia respecto a una zona Geográfica determinada y a un tipo de productos.

Un beneficio inherente a este tipo de negocios es sin duda el reconocimiento de marca, puesto que el cliente ya está habituado a los servicios de la misma en otros establecimientos. Esto genera que el empresario en cierta forma pueda ahorrarse parte importante de inversión de tiempo y dinero en publicidad y marketing.

La franquicia suele ser una de las fórmulas más habituales para establecer las redes de distribución en los mercados internacionales.

Por su parte, para el franquiciado hay una excesiva dependencia del franquiciador que le hace estar en una posición de desventaja ante cualquier acuerdo o conflicto, restando capacidad y flexibilidad ante cualquier cambio en el mercado.

Tipos de franquicia

Existen múltiples tipos de franquicias que pueden depender del tipo de actividad y del nivel de integración.

  • Franquicia de Distribución: El franquiciador cede los derechos de comercialización de productos manufacturados fabricados por él mismo o por terceros.
  • Franquicia de Servicios: Se cede una idea de servicio y una forma de prestarlo junto con la marca, el prestigio del franquiciador y su know-how y experiencia.
  • Franquicia Industrial: Mezcla de los contratos de licencia y franquicia, se ceden los derechos tanto para fabricar como para comercializar productos bajo unas determinadas características.

Deje su comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Haciendo fácil la economía