La sociedad Gestora de Fondos es aquella que adopta las decisiones de inversión del capital y realiza todas las funciones de administración y representación del fondo. 

Administra el capital aportado por los ahorradores o participes del fondo en los diferentes activos que componen la cartera de éste, tales como renta variable, renta fija, derivados, depósitos o productos estructurados.

Es importante tener en cuenta que un fondo de inversión no tiene personalidad jurídica y se relaciona con los intermediarios, participes o el mercado a través de la sociedad gestora y la depositaria. La sociedad gestora tiene la obligación de elaborar un folleto informativo con las características del fondo, así como informar acerca de la política de inversión del fondo, que es el elemento clave del documento.

La participación del fondo de calcula a través del valor liquidativo a través del cociente entre el patrimonio total de fondo y el número de participaciones en circulación.

valor liquidativo

Imaginemos que el patrimonio total de un fondo es de 1.000.000 euros y existen 1.000 participaciones en circulación, el VL será de 1.000 euros.

La sociedad gestora repercutirá al participe una comisión conocida como comisión de gestión. Esta comisión de gestión tendrá un máximo legal permitido dependiendo de la regulación de cada país. A su vez, existen gestoras de inversión que vinculan su comisión a una comisión de éxito sobre un porcentaje de revalorización medio de la cartera en un año en relación a un benchmark o activo de referencia en el mercado.

Funciones de la Sociedad Gestora de Fondos

Las principales funciones de las Sociedades Gestoras de Fondos de Inversión son las siguientes:

  • Administración y representación de instituciones de inversión colectiva (IIC).
  • Gestión de capital por cuenta de terceros.
  • Asesoramiento financiero y intervención en la emisión de colocaciones públicas y privadas.
  • Cálculo del valor liquidativo diario y publicación de éste.
  • Envío de informe de situación trimestral y memoria anual del Fondo, indicando la rentabilidad de éste y los cambios que se han producido en su composición.
  • Publicación de la rentabilidad de la cartera y su composición de forma diaria y transparente.
  • Publicación de los ratios financieros del Fondo.

Por último, hay que destacar que la sociedad gestora es anónima y no puede ser sociedad depositaria, estás deben de ser independientes y carecer de intereses fuera de la buena gestión de las carteras de inversión que manejan de sus clientes.