La gustometría es una práctica propia del marketing que se centra en el estudio y la medición del nivel de satisfacción que tienen los consumidores de un determinado bien o servicio. Su enfoque persigue la obtención más rápida posible de dichos resultados para la mejora estratégica de las empresas.

La gustometría sirve principalmente para establecer una medición aproximada de cuáles son los puntos mejor valorados de una empresa desde el punto de vista de sus clientes, aportando información útil para el diseño del plan de negocio de las mismas y de sus diferentes estrategias de marketing.

Conocer la satisfacción de un cliente permite enfocar las actividades comerciales, publicitarias o estratégicas de una compañía de forma más eficiente desde el punto de vista de la mercadotecnia.

El desarrollo del concepto de gustometría responde a los continuos cambios que sufre el mundo actual, especialmente a nivel de redes de comunicación e Internet, marcado significativamente por la sobreabundancia de información.

La sociedad cuenta con un volumen de información de todo tipo cada vez mayor y debido a ello desde el punto de vista del marketing las compañías se ven empujadas a analizar con mayor detalle y profundidad las conductas y las preferencias de los consumidores. Cada vez es más frecuente que las empresas o firmas recopilen de forma activa las opiniones y tendencias de consumo de sus clientes de cara al perfeccionamiento de su actividad empresarial.

Los responsables de atención al cliente y control de calidad de las empresas han adquirido cada vez mayores responsabilidades y herramientas para conocer los gustos de los consumidores de sus bienes y servicios.

Mediciones realizadas en gustometría

Las compañías han desarrollado con el paso de los años múltiples herramientas, principalmente mediante software, para recoger de manera rápida (se aspira al objetivo de tiempo real generalmente) y eficaz las opiniones del consumidor.

Algunos de estos modelos se centran en el uso de encuestas digitales, aplicaciones móviles y muchas más alternativas en la red. Alternativamente, también es frecuente el empleo de entrevistas personalizadas mediante vía telefónica o personal. El entorno digital favorece claramente este tipo de procesos al permitir enfocar los estudios en diferentes segmentos de consumidores, atendiendo a sus características o comportamientos de compra.