La herencia es el conjunto de bienes, derechos u obligaciones que se transmiten desde su dueño o creador a otros individuos considerados como legítimos herederos.

El concepto de herencia se aplica a varios ámbitos de la vida humana. En el ámbito de la economía y el derecho,  se refiere a un conjunto de bienes, derechos y obligaciones que se transmiten desde una persona a otra u otras. Esta transmisión ocurre generalmente cuando la persona dueña del patrimonio muere y entonces deja a sus seres queridos su legado. Así por ejemplo, cuando el padre muere, los hijos reciben como herencia la casa y otras propiedades que su padre había adquirido en vida.

En el ámbito cultural y social, se refiere a un conjunto de tradiciones, costumbres, expresiones artísticas, formas de comunicación, etc. que se transmiten de una generación a otra. Así por ejemplo, la celebración de la fiesta del sol en Perú es la herencia cultural que han dejado antiguas generaciones de personas que habitaban la zona.

En el ámbito de la biología en tanto, se refiere a los genes que se transmiten desde los padres biológicos a los hijos. Así por ejemplo, el color de los ojos se define por el legado o herencia genética que dejan los padres.

Quiénes son los herederos

Los herederos son las personas (naturales o jurídicas) que tienen el derecho a recibir una determinada herencia. En la mayoría de los países del mundo, las personas pueden escribir un testamento en donde se especifica a quienes se quiere dejar los bienes y en que proporciones. De todos modos, de no existir testamento, la Ley establece quienes serán considerados como legítimos herederos. Usualmente estos últimos son los viudos, hijos, padres u otros parientes cercanos.

Obligaciones y derechos de los herederos

Los herederos tienen dos opciones con respecto a la herencia:

  1. Aceptarla: lo que implica aceptar los derechos y obligaciones asociados a ella.
  2. Repudiarla: rechazarla porque considera que no le beneficia.

En la mayoría de los países se han establecido impuestos a la herencia, lo que significa que se tendrá que pagar al Estado una parte de los beneficios obtenidos.