Una huelga laboral es una forma de manifestar un conflicto o desacuerdo mediante la interrupción del trabajo, de forma individual o colectiva, con el fin de defender los intereses profesionales de los trabajadores y lograr mejores condiciones laborales y sociales.

La huelga laboral es un derecho fundamental para los trabajadores,  sirve para expresar el descontento con algunas cuestiones laborales.

¿Por qué se convoca una huelga laboral?

La huelga es una modalidad de protesta, es decir, las personas que deciden manifestarse a través de una huelga quieren expresar un conflicto colectivo laboral  y por ello quieren ejercer presión social acerca de alguna cuestión determinada y defender sus intereses. Si el colectivo de personas llega a la huelga laboral es porque antes habrá agotado todas las opciones de negociación con la empresa.

¿Qué consecuencias tiene una huelga?

Al ser un derecho de los trabajadores, en ningún caso éstos podrán ser despedidos o sancionados por la empresa, no obstante si  los contratos de los trabajadores que acudan a la huelga se considerarán en suspenso y por consiguiente, el trabajador no tendrá derecho a ninguna prestación salarial durante el tiempo que esté de huelga. Además los empresarios no podrán tomar ninguna decisión o medida que vaya en contra del derecho de huelga. La economía del país en que se desarrolle la huelga también se verá afectada, ya que se reducirá la producción y los servicios públicos en el país durante el tiempo de duración de esta manifestación y esto supondrá grandes pérdidas económicas.

¿Afecta a la Seguridad Social? Mientras el trabajador esté manifestándose en una huelga seguirá estando de alta en la Seguridad Social, sin embargo se encontrará en situación especial.

¿Qué sucede con los trabajadores no huelguistas? Las personas que no acudan a la huelga no se verán afectados por estas consecuencias y por lo tanto, su contrato laboral continúa en vigor.

Lo cierto es que la huelga es un derecho reconocido a nivel internacional, de manera que según la ley, los trabajadores de cada lugar tienen el derecho de realizar las huelgas y defender sus ideas e intereses.

Ejemplo de huelga

Pongamos un ejemplo, si los trabajadores de una empresa de transporte público convocan una huelga, es decir, dejan de trabajar durante un día, esto afectará en primer lugar a los empresarios, ya que como hemos mencionado antes no podrán ejercer su poder para ir en contra de la huelga,  afectará a su vez al salario y el contrato de los trabajadores, y por último a la economía del país, ya que al existir un parada del servicio por la huelga los ingresos recaudados por esa empresa de transporte público serán menores durante el tiempo que dure la huelga. Además, habrá un perjuicio a las personas que deberían haber utilizado ese servicio de transporte y a sus respectivas empresas.