El Ibex Medium Cap es un índice bursátil que cotiza en el Sistema de Interconexión Bursátil Electrónico (SIBE) y que se compone de empresas cotizadas de mediana capitalización de las cuatro bolsas españolas.

Este índice nace en 2005 para dar respuesta a las necesidades de capitalización de empresas grandes pero que no cumplen los requisitos para optar al IBEX-35. En este sentido, este índice se considera el referente de las empresas pequeñas y medianas que cotizan como forma de dar transparencia a la gestión y a la financiación. A la vez que el IMC, se creó el Ibex Small Cap, para agrupar a aquellas empresas de baja capitalización pero cotizadas y presentes en el mercado continuo. Con ello se pretendió establecer categorías en los índices de cotización de acuerdo a su fortaleza, tamaño y grado de capitalización.

Se trata de un índice ponderado por capitalización y ajustado al free flow (capital flotante, que es la parte de las acciones destinadas a la especulación en los mercados bursátiles) que integra a las 20 principales empresas cotizadas que no están en el IBEX-35 y que poseen un capital flotante superior al 15% de su capital y una rotación sobre el capital flotante de más del 15%.

Regulación del Ibex Medium Cap

La composición del IMC la realiza el comité director, denominado Comité Asesor Técnico (CAT) que semestralmente (en junio y diciembre) valora y revalúa a las empresas que ya están dentro del índice y las que estás posicionadas a entrar con los requisitos descritos anteriormente. Este órgano se encarga de determinar los patrones, la toma de decisiones, las sanciones y la regulación del Ibex Medium Cap.

Este índice nace de la necesidad de incluir a empresas que si bien no se consideran multinacional o no tienen un amplio bagaje, sí que tienen la madurez e implantación suficiente para estar presente en los mercados financieros, en los cuales, además de financiación pueden conseguir atraer inversores que supongan un crecimiento de su base y de su estructura.