El Ibex Small Cap es un índice bursátil que agrupa a empresas cotizadas de pequeña capitalización de las cuatro bolsas españolas a través del  Sistema de Interconexión Bursátil Electrónico (SIBE).

En 2005 se constituye este índice para agrupar a aquellas sociedades que si bien están cotizadas en los principales parqués españoles, tienen una baja capitalización consecuencia de su pequeña estructura y dimensión, no pudiendo entrar por estos hechos en el IBEX 35. El objeto de este mercado es dar apoyo, transparencia y dinamismo a empresas crecientes y en auge, posicionándolas entre los inversores para captar financiación. Junto a este índice se encuentra el Ibex Medium Cap, que agrupa a empresas de mayor capitalización pero que no pueden encuadrarse dentro del Ibex 35 al mismo nivel que grandes corporaciones, por lo que se introduce en otro índice de empresas cotizadas de tamaño similar.

Este índice se basa en una ponderación de la capitalización y ajustado al capital flotante o free flow, que se define como aquella parte de las acciones del capital destinadas a la especulación en los mercados bursátiles. Este mercado se compone de las 30 empresas de mayor capitalización después de las 20 del Ibex Medium Cap, y tienen como requisitos para acceder a este mercado los siguientes:

  • No pertenecer ni al Ibex 35 ni al Ibex Medium Cap.
  • Deben tener un capital flotante de más del 15% de su capital.
  • Una rotación anualizada de más del 15%.

Ventajas del Ibex Small Cap

Las principales ventajas para pequeñas empresas de estar presente en este mercado son las mismas que cualquier empresa cotizada, con la mejora de que se tratan de empresas de pequeña estructura o en crecimiento que pueden beneficiarse de estar presentes en mercado con los que acaparar financiación y de estar expuesta a los intereses del mercado. Con ello acceden a fuentes de inversión y financiación que de otra forma no podrían tener acceso.