El impuesto sobre sucesiones en España es un impuesto que pertenece al sistema tributario español y se genera cuando aceptamos una herencia. Es decir, cuando fallece una persona y tiene bienes para dejar a sus herederos, éstos tendrán la obligación de pagar este impuesto.

El impuesto de sucesiones no es el mismo para toda España

Dependiendo de la ciudad en que tuviese el domicilio la persona fallecida o el heredero, la cantidad a pagar por el impuesto variará , ya que los españoles somos iguales ante la ley, sin embargo no sucede lo mismo ante Hacienda. Por esta razón, existen un sistema impositivo diferente para cada Comunidad Autónoma.

¿Cuánto se paga en este Impuesto?

La cantidad a pagar del impuesto de sucesiones depende de algunos factores :

  1. El parentesco con el fallecido, ya que cuanto más lejano es este parentesco, más alta será la cantidad a pagar.
  2. El valor de los bienes que el heredero reciba, de manera que si el valor es alto se tendrá que pagar más.
  3. El patrimonio del heredero.Según la situación económica del heredero, tendrá que pagar más o menos. Para ello, deberá presentar la última Declaración del Impuesto de Patrimonio, así que cuanto más rico sea el heredero más tendrá que pagar por la herencia a recibir.

Además, hay que añadir que el hecho de que exista o no testamento, no influye en el pago de tal impuesto. Por lo tanto, el impuesto de sucesiones debe pagarse, ya que se aplica a todas las herencias.

¿Cuál es el pazo para pagar este impuesto?

Para pagar este impuesto de sociedades, el heredero tendrá seis meses desde el fallecimiento del causante. No obstante, existe la posibilidad de pedir una prórroga para este pago pero esto supondrá el pago de unos intereses de demora.

Así pues, para declarar este impuesto deberemos presentar el modelo 650 en las Delegaciones Provinciales de la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad Autónoma donde la persona fallecida tuviera su domicilio habitual.