El RSI, en inglés Relative Strength Index, es conocido en español como indicador de fortaleza relativa o simplemente. Es un indicador utilizado en análisis técnico para saber si el precio de un activo se encuentra sobrecomprado o sobrevendido. Para ello utiliza las oscilaciones del precio.

Este oscilador trata de predecir un cambio de tendencia en los precios de un activo (como por ejemplo una acción), lo que es muy útil para saber el momento de invertir en un activo. Suele proporcionar señales bastante fiables, sobretodo en tendencias laterales, lo que le ha convertido en uno de los indicadores más famosos del análisis técnico.

Otra de las razones que ha convertido al RSI en un indicador tan famoso es que es muy fácil de utilizar. Su valor se encuentra siempre entre 0 y 100, indicando que un activo está sobrecomprado cuando su valor está por encima de 70 y sobrevendido cuando su valor cae por debajo de 30.

Si la acción está en niveles de sobrecompra, la teoría dice que existe una señal de venta cuando el RSI cruza el nivel 70 en sentido descendente. Si por el contrario la acción se encuentra sobrevendida, la señal de venta ocurre en el momento en que el índice de fuerza cruza en sentido ascendente el nivel 30.

A pesar de que muchos inversores lo consideran un indicador muy fiable, muchas veces crea falsas señales de compra venta. Por ello, el RSI debe utilizarse como complemento de otras herramientas de análisis técnico.

Para entender mejor cómo funciona puedes ver ¿Cómo se calcula el RSI? – Ejemplo