El índice de Lerner, expresado matemáticamente como (L) es una herramienta empleada en el estudio microeconómico. Esta medida económica la introdujo Abba Lerner en 1934 con el fin de estimar el poder de mercado con el que cuenta una sociedad mercantil, en otras palabras, su grado de poder de monopolio.

El empleo de esta medición facilita estimar qué papel juegan las empresas en todo tipo de mercados atendiendo a diferentes variables, como lo atomizados o concentrados que estén (si el número de competidores es alto o bajo), o a sus costes a la hora de desempeñar las actividades en que se centran para competir.

Así el índice Lerner estudia el porcentaje perteneciente al precio de mercado que se fija más allá del coste.  En otras palabras, qué capacidad tiene la empresa en estudio para fijar su precio por encima del coste marginal con el que cuenta. La explicación es la siguiente:

Con carácter monopolístico será mayor el precio fijado, en búsqueda de mayores beneficios. Por el contrario, si existe gran número de rivales se tiende a situar precios más cerca de los costes de producción o adquisición y así ser más atractivo que el resto, aún reduciendo ganancias a priori.

Cabe destacar que aunque en mercados con mayor carácter monopolístico las empresas obtienen mayor poder de mercado y mayores beneficios, para el consumidor o comprador es una situación peor al de mercados con mayor nivel de competencia, pues se enfrenta a precios mayores y menor cantidad de bienes o servicios entre los que establecer sus preferencias.

Entre los factores o variables antes citados que afectan al índice de Lerner están la cantidad de productos sustitutivos con los que se enfrente un bien o servicio en el mercado (cuantos menos sustitutivos por definición habría una elasticidad precio de demanda menor) o el número de empresas que operen en el mismo (a mayor número de rivales menor poder de mercado para cada una).

Fórmula del índice de Lerner

El cálculo matemático más sencillo o simple a la hora de conocer el índice de Lerner de una empresa se realiza hallando la diferencia entre P (precio) y CM (coste marginal) y dividiendo el resultado por el precio:

Lerner

Otra manera alternativa de obtener este índice es calculando el inverso multiplicativo del valor absoluto de la elasticidad precio de la demanda:

Lerner2

En ambos casos el valor obtenido va de 0 a 1 o, según los valores comprendidos por este orden, de mayor carácter de empresa con poder de mercado y en un entorno propio de competencia perfecta a empresa de carácter monopolístico, es decir, que controla todo el mercado.

Ejemplo del índice de Lerner

Tenemos dos empresas, A y B. La primera participa en un mercado centrado en la producción de un aparato electrónico novedoso y en cuyo mercado no hay muchas empresas. A ofrece un bien escaso casi exclusivamente, por lo que fija precios altos sin preocuparse demasiado. Su precio es 5 y su coste marginal es 1, ambas cantidades por unidad.

L = (5-1)/5 = 4/5 = 0,88

Tenemos a B, un fabricante de productos lácteos que actúa en un mercado con multitud de rivales. Para competir fija precios bajos para destacar. Su precio por litro de leche es 1,5 y su coste marginal por la misma cantidad es 1.

L= (1,5-1)/2 = 0,5/2 = 0,25

El índice de Lerner estimado para A es cercano a 1, confirmando su alto poder de mercado y la capacidad para fijar precios, mientras que el de B al ser cercano al valor 0 muestra que no tiene una gran cuota o influencia para poder influir en los precios.