Un índice de precios es un número índice calculado a partir de la evolución del nivel de precios de una economía desde un momento determinado y para un periodo concreto.

Se pueden hacer diversas clasificaciones de índices de precios. A continuación mostraremos dos: en función de su cálculo y a los más utilizados en la práctica.

Clasificación de los índices de precios en función de su cálculo

Los índices de precios se pueden clasificar en dos grandes grupos: simples y complejos.

Índices simples

Los índices simples se calculan como el cociente entre el precio en el periodo concreto y el precio en el momento que tomamos de base. Sin embargo, en la práctica los índices que se usan son los complejos.

Índices complejos

Los índices complejos utilizan más magnitudes para dotar al índice de realismo. Usan la media de la evolución de los precios (o de cantidades o de índices), en vez de coger el valor del precio en un momento concreto, como en los índices simples.

Los índices complejos, a su vez, pueden ser ponderados o no ponderados:

  • Índices complejos no ponderados: Destacan el índice de Sauerbeck, que es una media aritmética de los índices simple y el índice de Badstree-Dûtot, que es la media agregativa de los precios.
  • Índices complejos ponderados: Los índices complejos ponderados dan más valor a las magnitudes que tienen más importancia, a diferencia que los no ponderados que tratan a todas de forma igual. Destacan el índice de Laspeyres, índice de Paasche o el índice de Edgeworth.

Índices de precios más utilizados

Los índices de precios más utilizados son los siguientes:

  1. Índice de precios al consumo (IPC): Es un indicador que expresa la evolución de los precios de una cesta de bienes y servicios representativa del consumo por parte de las familias. Es el índice de precios más utilizado de todos y, en ocasiones, muchas medidas gubernamentales se toman en función del IPC (por ejemplo, subida de salarios, de pensiones, etc.)
  2. Índice de precios al consumo armonizado (IPCA): Es un indicador similar al IPC, pero se calcula a partir de una cesta de bienes y servicios común para todos los países de la zona euro. Esto facilita la comparación del IPCA de varios países, al usar todos ellos la misma metodología.
  3. Deflactor del PIB: Es otra forma de calcular el incremento de precios (es decir, la inflación), mediante el cociente entre el PIB nominal y el PIB real.
  4. Índice de precios industriales (IPRI): Este índice mide la variación de los precios de productos industriales, excluyendo la construcción. Entre los productos industriales se incluyen la industria manufacturera, el suministro de luz, gas y agua o la industria extractiva.
  5. Índice de precios percibidos y pagados por los agricultores: Este índice mide la evolución de los precios de los productos del sector agrario.