Una inversión mixta es un tipo de inversión en la que se puede estar endeudado con el proyecto para una TIR determinada, es decir, todavía queda dinero por invertir.

Para entender cuando una inversión es mixta es necesario conocer el concepto de saldo de un proyecto de inversión, que es la suma capitalizada de los flujos netos de caja hasta un momento dado, ajustado a la TIR del proyecto. Si el saldo en algún momento es positivo, la inversión es mixta. Si el saldo en ningún momento es positivo, la inversión es pura.

Como en las inversiones mixtas el saldo es mayor que cero, el inversor todavía debe dinero al proyecto. Todavía queda dinero por invertir. En ese momento deberíamos hablar de proyecto de financiación, en vez de proyecto de inversión. Todas las inversiones mixtas son inversiones no simples. Aunque no todas las inversiones no simples son mixtas, también pueden ser puras.

 

Un ejemplo de inversión mixta es cuando los flujos de caja son:

-3000/5000/-5000

La TIR del proyecto es inconsistente

La TIR de las inversiones no simples

Gracias al saldo del proyecto sabemos que en todas las inversiones mixtas la TIR es inconsistente, es decir, no tiene sentido económico. Esto puede suceder cuando nos encontramos con un proyecto que tiene varias TIR o que la TIR tiene números imaginarios o demasiado complejos. No concuerdan con la lógica financiera de los tipos de interés.

Este resultado se debe a que la fórmula para calcular la TIR utiliza una ecuación de grado n, y según el teorema fundamental del álgebra, toda ecuación de grado n tiene siempre n raíces o soluciones. En finanzas no tiene sentido, un proyecto con varias TIR. Por carecer de sentido económico se suele tomar solo la raíz (solución) que es positiva (cuando hay un número real y único) y descartar las restantes soluciones negativas, nulas o imaginarias.

Sin embargo, el problema surge cuando existen varias TIR positivas o no existe ninguna TIR real. Estas paradojas financieras solo ocurren en algunas inversiones no simples, concretamente en las inversiones mixtas.