La gestión de riesgos son los procesos de medición y cuantificación de probabilidades de los efectos adversos en los mercados en inversiones financieras.

La gestión de riesgos se centra en medir los riesgos posibles en cualquier inversión financiera, así como establecer planes de contingencia y cobertura en el caso de que éstos se hicieran realidad. En este sentido, la gestión de riesgos elabora informes y tendencias con las que puedan tomar decisiones en el caso de que las previsiones desborden las tendencias.

En el ámbito financiero, la gestión de riesgos es tomada como uno de los principales campos de actuación, ya que mide realmente la volatilidad de una inversión o activo y a su vez plantea propuestas de contención en caso de crisis. A esa volatilidad, que deberá ser tenida en cuenta en toda valoración de inversión, hay que contrarrestarla con la diversificación de inversiones, de tal forma que reduzca el riesgo y compense posibles pérdidas.

La cuantificación del riesgo se realiza mediante técnicas y estudios en base a la experiencia (empirismo), es decir, a variables endógenas del activo, y a variables exógenas o del mercado o entorno.

Tipos de riesgos financieros

Existen determinados riesgos en función del origen de éstos, aunque siempre en relación a las fluctuaciones de los mercados financieros:

  • Riesgo de cambio: derivados de los cambios en los mercados de divisas.
  • Riesgo de tipo de interés: por movimientos en los tipos de interés del país o globales.
  • Riesgo de mercado: específicamente a la volatilidad de títulos y otros activos en los mercados financieros.
  • Riesgo de crédito: se deriva de la posibilidad de que alguna de las partes del contrato no asuma sus obligaciones.
  • Riesgo de liquidez: consecuencia de que una de las partes implicadas no asuma sus obligaciones o pagos al no poder convertir sus activos menos líquidos en disponible o dinero.
  • Riesgo operativo: posibilidad de pérdidas financieras con origen en el entorno, ya sean procedimientos, procesos, tendencias del mercado globales, obsolescencia…
  • Riesgo país: viene dado por la seguridad jurídica y la coyuntura macroeconómica de un país.
  • Riesgo sistémico o riesgo mínimo: que es el riesgo común a un sector o inversión financiera.