El concepto de lanzamiento suave se refiere al hecho de lanzar un producto a un público limitado para comprobar su aceptación. Y, a partir de ahí, modificar o incluir detalles que sean necesarios tras conocer sus opiniones. 

El lanzamiento suave es una opción que llevan a cabo las empresas para saber la viabilidad y aceptación que tienen sus productos entre la audiencia a la que los presentan.

Los negocios tienden a elegir este tipo de lanzamientos con la idea de no invertir de manera inicial grandes sumas en estrategias de marketing o detalles concretos de mejora hasta saber realmente las opiniones y comentarios de ese público reducido que tienen la posibilidad de conocer el producto en primera instancia.

Diferencias entre lanzamiento suave y lanzamiento fuerte

Estas son algunas de las diferencias más destacadas:

El lanzamiento suave también llamado ‘soft launch’ se realiza de forma más lenta

Se escoge una zona geográfica determinada o un público concreto para lanzar un producto. Por ejemplo: lanzar una APP en una zona determinada de tal forma que de manera inicial sea bloqueada en otras regiones.

El objetivo es saber la aceptación que genera en ese tipo de personas que viven en ese lugar concreto. A través de este proceso se consigue una valiosa información. De forma que, antes de invertir dinero en otro tipo de acciones sobre la aplicación, se adivinan qué tipo de detalles son necesarios mejorar. Y, en consecuencia, que acciones son importantes para invertir posteriormente en ellas cuando se lance de manera global.

El lanzamiento fuerte se refiere al que se hace de manera mundial

En el lanzamiento fuerte no hay  acotación. Desde el principio se invierte fuertemente en sus estrategias de marketing, en el producto y se dirige sin ningún tipo de bloqueo ni limitación a los usuarios.

En este caso la posibilidad de mejora siempre será después de ese lanzamiento y no con el público concreto y más restringido. El lanzamiento fuerte apuesta firmemente por el producto y sus características. Dichas características, dicho sea de paso, serán modificadas si es necesario. Eso sí, cuando ya sea accesible por cualquiera y desde cualquier lugar.

Con este tipo de lanzamiento los costes al lanzar los productos son mayores. Al mismo tiempo, supone un riesgo de que se cree una reputación negativa sobre un producto que no cumple con las expectativas. Y todo, por no haber pasado ese pequeño filtro inicial con un tipo de público más limitado.

Determinadas sugerencias de los usuarios podrían haberse añadido tras el lanzamiento suave. Por ejemplo, determinadas características o funciones que no están en la plataforma y que los usuarios demandan.