El lenguaje CSS es un lenguaje que determina el estilo de los documentos HTML. Abarca opciones relativas a fuentes, colores, márgenes, líneas, altura, anchura e imágenes de fondo, entre otros.

En la actualidad es posible utilizar lenguaje HTML para desarrollar el formato de páginas web. Sin embargo el lenguaje CSS ofrece más opciones y es más preciso, además de que es compatible con todos los navegadores actuales.

Orígenes del lenguaje CSS

Los lenguajes de hojas de estilo surgieron con la introducción de Internet y el crecimiento exponencial del lenguaje HTML  para la creación de documentos electrónicos.

El organismo W3C (World Wide Web Consortium) es el encargado de crear todos los estándares relacionados con la web y fue el que propuso la creación de un lenguaje de hojas de estilos específico para el lenguaje HTML. Se escogieron dos propuestas la CHSS (Cascading HTML  Style Sheets) y la SSP (Stream-based Style Sheet Proposal).

Entre finales de 1994 y 1995 se definió un nuevo lenguaje que tomaba lo mejor de cada propuesta y lo llamaron CSS(Cascading Style Sheets).

A principios de 1997, el W3C decide separar los trabajos del grupo de HTML  en tres secciones: el grupo de trabajo de HTML , el grupo de trabajo de DOM  y el grupo de trabajo de CSS.

La adaptación del lenguaje CSS por parte de los navegadores ha sido progresiva y ha requerido un largo tiempo. En la actualidad todos lo reconocen.

Importancia del uso del lenguaje CSS

El lenguaje CSS se ha convertido en una revolución en el ámbito del diseño web especialmente. Entre los beneficios que se encuentran al utilizar éste se destacan los siguientes:

  • Más precisión: cuando se utiliza CSS,  el tamaño y posicionamiento de los elementos que conforman las web será exacto. Se le puede indicar al navegador en qué píxel colocar una determinada imagen, así como las medidas de éstas.
    Mejor accesibilidad y estructura. Al combinar el lenguaje CSS y los marcadores descriptivos se posibilita que una web se vea correctamente puesto que la información se mantendrá estructurada y ordenada.
  • Mejora los tiempos de carga: con la introducción del CSS se ha dividido contenido y apariencia por lo que se obtienen archivos más ligeros. Esto es ventajoso para: reducir los tiempos de carga del sitio en el navegador y el volumen de tráfico del servidor que se ha escogido.