La ley de demanda refleja la relación entre la demanda que existe de un bien en el mercado y la cantidad del mismo que es ofrecido en base al precio que se establezca. Por lo general, esta relación entre precio y cantidad es inversamente proporcional.

Su estudio permite deducir de modo sencillo las cantidades de los productos que en un mercado son accesibles para los consumidores a varios niveles de precios. Existen además otras variables condicionantes de la demanda, como la renta, las preferencias o conductas de los individuos, las modas y la existencia de bienes sustitutivos o complementarios.

Habitualmente se representa la cantidad demandada como una variable dependiente del precio, pero, de hecho, depende de la renta de los individuos, los precios de otros bienes y otros factores diversos.

Por ello, una forma general de la función de demanda para un bien X en un periodo de tiempo es:

Demanda (Qx) = f(Px, I, Py,…)

Donde:

Px: refleja el precio del bien X,

I: es la renta o los ingresos del individuo en cuestión y

Py: es el precio de otros bienes relacionados.

Si ponemos como ejemplo la demanda de gasolina de una persona en una semana, suponiendo que el precio de los automóviles y el precio del viaje en autobús son variables independientes, junto con los ingresos y el precio de la gasolina.

Tendremos:

Q(D)gas = 10.75 – 1.25(Pgas) + 0.02 (I) + 0.12(Pautobus) – 0.01(Pauto)

Donde, la renta individual y el precio del coche se miden en miles de euros y el precio del viaje en autobús se mide en euros por cada 100 kilómetros de viaje.

Observamos dos cosas:

  • Un incremento en el precio del automóvil disminuye la demanda de gasolina, al ser bienes complementarios.
  • Un incremento del precio del viaje en autobús provocará un aumento de la demanda de gasolina, al ser bienes sustitutivos.

Para obtener la función de demanda dependiendo solo del precio de la gasolina, debemos dar valores al resto de variables. Así, suponemos que el precio del automóvil es 25.000, la renta individual 45.000 y el precio del viaje en autobús 30.

Ahora la función sería:

Q(D)gas = 10.75 – 1.25(Pgas) + 0.02 (45) + 0.12 (30) – 0.01 (25)

Q(D)gas = 15 – 1.25Pgas

Si ponemos como precio de la gasolina unos 4 euros por garrafa, obtenemos que serían 10 garrafas la cantidad demandada por semana. De este modo la cantidad demandada de gasolina es una función lineal del precio del gas.

demanda de gasolina ejemploResolviendo, vemos que la cantidad de gasolina demandada sería 15 -1.25Pgas. Con 1 euro de incremento en el precio de la gasolina se reduciría la cantidad en 1.25 garrafas.

La fórmula que muestra el precio de la gasolina en función de la cantidad, se representa en una gráfica con el precio (variable independiente) en el eje vertical y la cantidad (variable dependiente) en el horizontal.

Podemos invertir la función anterior, y hacer que el precio dependa de la cantidad demandada:

D(Qgas) = 15 – 1.25 Pgas

Pgas = 12.00 – 0.80Qgas

El redactor recomienda:

Ley de oferta