La licitación es un procedimiento jurídico-administrativo mediante el cual, la Administración Pública elige a las empresas privadas que llevarán a cabo un determinado proyecto o actividad.

La licitación tiene como objetivo elegir al mejor oferente a través de un proceso transparente que asegure el mejor precio, calidad y otras características deseadas.

La licitación se suele utilizar para dos tipos de operaciones:

a) para que el Estado adquiera bienes o servicios de los particulares y;

b) para que el propio Estado concesione a los particulares el uso de un bien del dominio público de la Nación o la prestación de un servicio público.

Requisitos del proceso de licitación

Para que la licitación sea eficiente, se debe cumplir con un conjunto mínimo de requisitos:

  • Libertad de concurrencia: todas las empresas son libres de presentarse al proceso de licitación.
  • Transparencia: el proceso debe ser trasparente y libre de presiones externas que puedan influir su resultado.
  • Publicidad: se debe entregar toda la información para que las empresas interesadas puedan presentarse y los ciudadanos informarse del resultado de la licitación.
  • Objetividad: el proceso de selección debe basarse en criterios objetivos y conocidos.

Variables a considerar en la selección

Las variables que se suelen considerar para elegir al ganador de un proceso de licitación son:

  • Precio: el menor precio posible dado un cierto nivel de calidad.
  • Calidad: no basta elegir al oferente con el menor precio también hay que observar la calidad de sus productos o servicios.
  • Experiencia: usualmente se requiere un mínimo de experiencia en el mercado.
  • Solvencia: las empresas que participan del proceso deben ser capaces de demostrar que disponen de los recursos necesarios para llevar a cabo la tarea y que no existe el riesgo de que esta quede a medio terminar.

Etapas del proceso de licitación

El proceso generalmente consta de las siguientes etapas:

  • Preparación de las bases: se establece cómo funcionará el proceso y los requisitos para poder participar en él.
  • Publicación de la convocatoria: en un medio público como diario, internet, etc.
  • Publicación de las bases.
  • Presentación de propuestas: las empresas envían sus propuestas.
  • Apertura de ofertas.
  • Resolución de la autoridad: resultado del proceso.
  • Formalización del acto: se oficializa la adjudicación a la empresa seleccionada.
  • Inicio de la obra o prestación de servicios.