La llamada a la acción son los textos o botones que motivan a los usuarios cuando visitan una web o un blog a realizar una determinada acción. Por ejemplo: botón “compra aquí” en una tienda online. También se conocen por su nombre en inglés Call to action (CTA).

Para incluir una llamada a la acción es necesario que previamente se hayan definido los objetivos que se pretenden conseguir y así poder diseñar las llamadas a la acción efectivas para conseguirlos.

Factores para diseñar una llamada a la acción

El objetivo de un diseño eficaz es que atraiga a los usuarios a realizar la acción que pretende su creador. Por ello se valora lo siguiente:

  1. Público objetivo: es importante conocer el tipo de público que puede visitar una web o el cliente ideal. Para ello se trabaja un mensaje con técnicas persuasivas de copywriting para que llame la atención de los usuarios que visitan la plataforma. Señalar los beneficios que se obtendrán al descargar el contenido, realizar la compra o hacer una suscripción son técnicas que se pueden tomar en cuenta para diseñar este factor de manera más eficiente.
  2. Mensajes que reflejen el estilo de la marca o empresa: el tono en el que comunica la empresa a su público ha de estar patente en los mensajes que se incluyan en las llamadas a la acción. Se pueden incluir las siguientes sugerencias para crearlos: especificar una acción concreta, por ejemplo: registrate ahora y prueba esta demo, incluir subtítulos que acompañen al texto principal, introducir palabras que generen urgencia como ya o ahora, incluir palabras destacadas o pequeños párrafos que reflejen los beneficios del producto o servicios.
  3. Indicar la acción de forma clara: el usuario que visita la web no invierte demasiado tiempo en navegar ya que una página compite con muchas y es necesario captar y exponer que se pretende de él desde el primer momento. Se pueden utilizar imperativos: síguenos, consúltanos o apúntate. Términos que aclaren que es lo que se quiere conseguir.
  4. Diseño eficaz: los mensajes son muy importantes, pero el diseño debe ser atractivo. Debe diferenciarse del resto de la página, utilizar un color destacado y un tamaño que resalte el botón o el texto para que el usuario dirija su mirada hacia él con claridad. Hay que incluirlo en el lugar correcto. Por ejemplo: describir un producto determinado en una tienda online, con sus beneficios, a quién va dirigido, cuando usarlo y al final un botón a la acción de “quiero comprarlo ahora”, por ejemplo.

Importancia de crear llamadas a la acción

Se utilizan en la actualidad en cualquier proceso de comunicación en el que se pretenda fomentar una determinada respuesta. Es recomendable utilizarlas. Se destacan las siguientes ventajas:

  • Fomentan el interés y el deseo a desarrollar una determinada acción.
  • Crean un sensación de urgencia hacía el usuario para incentivarlo a que desarrolle lo que se le está pidiendo en el mínimo tiempo requerido.
  • Aumentan las ventas.