El Management Buy in es la operación por la que un equipo directivo accede a la titularidad y gestión de una administración de una sociedad sobre la que no formaba parte anteriormente.

Este anglicismo se emplea para denominar el proceso de integración de un equipo directivo nuevo en una empresa para llevar su gestión traído de fuera, es decir, que anteriormente no prestaba sus servicios a la organización con las que se va a hacer las riendas. Estas prácticas son comunes cuando una empresa adquiere otra, existe una fusión o directamente una autoridad obliga a cambiar la dirección y gestión de una empresa de forma coercitiva.

Se trata de un proceso habitual en las operaciones de compra de una empresa por otra o en los fondos de capital riesgo, cuando adquieren la totalidad o una parte importante del accionariado de una sociedad.

Podría decirse que el Management Buy in (MBI) es el fichaje de un equipo directivo de confianza para llevar la gestión de una empresa que se acaba de adquirir. Está relacionada con la mala praxis o desconfianza de los propietarios con la gestión de la dirección, y por ello decide traerla de fuera para acompañarle en sus objetivos o reflotar una compañía.

Un hecho importante es que mientras que el MBI es el fichaje completo de un equipo directivo para gestionar una sociedad, no se hacen con la propiedad, como es el caso del Management Buy Out (MBO), proceso en el cual los propios directivos se hacen con la propiedad de la sociedad que hasta ahora han gestionado.

También, puede darse en casos en los que la administración pública cesa a los directivos de una empresa por mala gestión y rescate de la misma, de tal forma que introduce unos nuevos gestores de más confianza.

Caso especial: Leveraged Management Buy In

En este caso, el equipo directivo adquiere la propiedad de una empresa a crédito (apalancamiento) que es financiada por los prestamistas, dada la confianza que éstos muestran en el equipo directivo adquirente. Suelen ser bancos que han ejecutado la propiedad de una sociedad y deciden poner a sus hombres de confianza para mejorar la situación y reflotar la compañía.