El margen neto es un ratio financiero que permite medir la rentabilidad de una empresa. Para obtenerlo se divide el beneficio neto entre las ventas (sin Impuesto al Valor Añadido o IVA).

Es decir, el cálculo de este indicador requiere dos variables: Los ingresos de la compañía y el saldo final de la cuenta de resultados. Para llegar a este último dato, se deben descontar todos los egresos que permitieron colocar el producto en el mercado, incluyendo impuestos.

La fórmula del margen neto es la siguiente:

Utilidad del margen neto

La utilidad del margen neto está en que refleja la capacidad de la organización para convertir los ingresos que recibe en beneficios. En otras palabras, permite saber si se está realizando un eficiente control de costes.

A diferencia del margen bruto, no toma en cuenta solo el coste de producción, sino otros desembolsos en comercialización, promoción, distribución, gastos financieros, tributos, entre otros.

Por esta razón, es un indicador más certero sobre el beneficio obtenido a partir de las ventas de la empresa.

Por ejemplo, puede darse el caso de una firma donde el proceso de producción es muy eficiente. Sin embargo, el apalancamiento es muy alto y los gastos financieros reducen las utilidades de manera significativa. Por lo tanto, aunque el margen bruto sea grande, el margen neto no lo será.

Ejemplo de cálculo de margen neto

Supongamos que en el último año una empresa mostró las siguientes cifras:

Cuenta de resultados

Ventas

2.500.000
Costes directos de los bienes vendidos

1.200.000

Margen Bruto1.300.000
Gastos generales, de personal y administrativos900.000
EBITDA400.000
Gastos de amortización y provisiones100.000
Beneficio antes de intereses e impuestos (BAIT) o EBIT300.000
Ingresos extraordinarios15.000
Gastos extraordinarios10.000
Resultado ordinario305.000
Ingresos financieros5.000
Gastos financieros20.000
Beneficio antes de impuestos (BAT) o EBT290.000
Impuesto a las sociedades72.500
Beneficio neto o resultado del ejercicio

217.500

Con los datos presentados, podemos calcular los siguientes ratios:

 Margen neto: 217.500/2.500.000=0,087=8,7%.

Margen bruto: 1.300.000/2.500.00=52%.

En este ejemplo se puede notar claramente cómo los gastos generales, de personal y administrativos reducen significativamente el margen de ganancia.