El marketing de afiliación es un tipo de marketing online cuyo objetivo está enfocado a la consecución de resultados. Los sitios web, denominados afiliados, realizan publicidad de los anunciantes y obtienen una comisión cuando el usuario entra en su web y realiza la acción que previamente se ha pactado.

Hacer click en un enlace, descargar un formulario, realizar una compra, una suscripción son algunas de las acciones que pueden acordarse entre los afiliados y los anunciantes.

Este tipo de marketing surgió en 1996 a través de Jeff Bezos, fundador de Amazon, quien ideó una forma de poder vincular las páginas web de otros vendedores y que estos obtuvieran una comisión de cada libro vendido en su portal.

Ventajas del marketing de afiliación

  • Es beneficioso para el anunciante y el afiliado. El primero paga si se consiguen resultados y el segunda cobra si se producen. Este último se centra en dirigir tráfico a las acciones que ha acordado con el anunciante.
  • No es necesario invertir en atención al cliente, ni dar soporte a los clientes.
  • El riesgo es inexistente ya que se permite crecer a la empresa de manera potencial sin perjuicios de inversión.
  • Si la gente queda satisfecha con los productos recomendados puede aumentar la confianza del afiliado.

Desventajas

  • Hay que desarrollar una labor de promoción intensa, como si de un producto propio de la empresa fuese.
  • Los clientes son para los anunciantes, no para los afiliados. No se crea una relación duradera ni estable.
  • Los resultados son a medio y largo plazo.

Comisión en el marketing de afiliación

Se establecen distintos tipos:

  1. Coste por venta (CPV) o coste por adquisición (CPA): previamente se ha establecido una venta como la acción a conseguir. En este caso se establece una comisión en base al número de ventas que provienen del banner del afiliado.
  2. Coste por lead (CPL): la consecución de clientes potenciales es el objetivo de esta acción. No se busca la venta directa sino los contactos a través de una newsletter, por ejemplo.
  3. Coste por mil impresiones (CPM): la comisión se cobra por cada mil lectores que ven el anuncio.
  4. Coste por clic (CPC): la comisión que va a percibir el afiliado va a depender de las visitas, de los clic que el anuncio recibe.