Una masa patrimonial es una agrupación de elementos económicos y financieros homogéneos. Es decir, una agrupación de bienes, derechos u obligaciones que poseen características similares, desde el punto de vista económico o financiero.

Las masas patrimoniales son útiles porque permiten agrupar los elementos que posee la empresa y que son parecidos entre ellos en uno más general.

Clasificación de las masas patrimoniales

La principal clasificación es la siguiente:

  • ActivoEn el activo se incluyen los derechos, bienes o inversiones que posee la empresa.
  • PasivoEn el pasivo se incluyen las obligaciones de pago o las deudas que tiene la compañía con terceros. Son fuentes de financiación ajena, por lo que son recursos que la compañía tiene que devolver en el futuro.
  • Patrimonio neto o pasivo no exigible. El patrimonio neto está formado por los recursos propios que genera la empresa. Se incluyen desde las aportaciones de los socios hasta los beneficios que la compañía obtiene.

Además de la clasificación anterior, en cada una de las masas patrimoniales puede hacerse, a su vez , una subdivisión más detallada.

Masas patrimoniales del activo

Se pueden hacer dos divisiones del activo: según su horizonte temporal y según su liquidez.

En función del horizonte temporal, el activo se puede dividir en:

La liquidez es la capacidad que tiene un activo en convertirse en dinero. Si un activo es muy líquido será más probable que se convierta en dinero de forma más rápida que un activo poco líquido. Los activos no corrientes son los activos menos líquidos. Por su parte, los activos corrientes se pueden dividir en tres grandes masas:

  • Existencias. Las existencias son los activos circulantes menos líquidos. Están formadas, principalmente, por las mercaderías.
  • Realizable. El realizable está formado por los derechos de cobro que tiene la empresa. Es una masa patrimonial más liquida que las existencias, pero menos que el disponible.
  • Disponible. El disponible es la masa patrimonial más liquida de todo el activo. Está formada por el efectivo y por el dinero que se encuentra en las cuentas bancarias.

Masas patrimoniales del pasivo

El pasivo se puede dividir en dos grandes masas, en función de su horizonte temporal:

  • Pasivo no corriente o deudas a largo plazo. Se incluyen aquellas deudas con terceros exigibles por un periodo superior a un año.
  • Pasivo corriente o deudas a corto plazo. Se incluyen aquellas deudas con terceros exigibles en un periodo inferior al año.

Masas patrimoniales del patrimonio neto o pasivo no exigible

El patrimonio neto se puede dividir en tres grandes masas, en función de la procedencia de los recursos:

  • Aportaciones de los socios. Constituye el capital de la compañía.
  • Reservas o beneficios retenidos. En esta masa se incluyen los beneficios que la empresa ha obtenido en ejercicios anteriores y se ha decidido mantenerlo en la empresa. Es la denominada autofinanciación.
  • Resultado del ejercicio. El resultado del ejercicio está formado por los beneficios o las pérdidas que genera la empresa durante el ejercicio en curso.