El Mecanismo Único de Resolución es el organismo europeo de la unión bancaria encargado de la recuperación y resolución de los problemas bancarios a nivel europeo o nacional derivado a la viabilidad de las instituciones.

Este organismo dependiente de la Comisión Europea, y avalado por el Banco Central Europeo y otros organismos de carácter supranacional, nace en el verano de 2014 al calor de la caída y dudas sobre el sistema bancario europeo. En él se establece los criterios, sistemas y acciones a tomar para la recuperación, rescate y puesta en marcha de programas que logren la viabilidad de los bancos europeos. A diferencia del Mecanismo Europeo de Supervisión que vela por la buena conducta y situación de la banca, el MUR trata de ser el brazo ejecutor de las medidas oportunas una vez que los bancos tienen problemas.

Composición y funcionamiento del MUR

El Mecanismo Único de Resolución se dividide en dos subelementos:

  • la Junta Única de Resolución: compuesta por los diversos países miembros de la Unión Europea Monetaria en función del peso de éstos, y orientada a mantener la estabilidad de instituciones bancarias y continuidad de los servicios bancario en caso de crisis; además de determinar la forma de liquidación de bancos en el caso de problemas sin que ello resulte en un coste al contribuyente y afecte a la economía y estructura financiera de un país.
  • el Fondo Único de Resolución: que son los recursos financieros integrados por los estados participantes, fondos que se podrán emplear en la resolución y ayuda a entidades en dificultades.

Objetivo de la creación del MUR

El MUR se creó con la idea de aliviar las cuentas públicas de los estados en la subsanación de problemas en sus sistemas bancarios, situarlo en un fondo solidario entre todos los estados y compuesto por el 1% de los depósitos de todos los bancos europeos. De esta forma, también se establecía una estrategia común en toda Europa de cómo operar en caso de rescates a bancos y liquidación de estos, impidiendo así un efecto dominó entre bancos de la Eurozona.